Algunas sanas costumbres para prevenir el cáncer


Hoy en día los hospitales están repletos de pacientes que sufren cualquier variedad de tipos de cáncer, y los médicos están muy preocupados viendo los altos índices de ésta enfermedad, por lo tanto, algunos sugieren varias recomendaciones para aplicarlas diariamente en la vida y así evitar tener sufrimientos en el futuro debido a estos problemas.

En primer lugar, hay que corregir algunos hábitos negativos, como el malgenio, la ira, los rencores, pereza, excesos en la bebida y el fumar, entre otros.

Investigaciones han comprobado que el “alimento” que más favorece las células cancerígenas es el azúcar. Beber dos tazas de bebidas dulces al día, incrementa el riesgo de cáncer del páncreas en un 90 por ciento, dicen los expertos.

Tener una amplia aireación en la casa evita la concentración de sustancias químicas como el radón.

Consumir ajo regularmente es beneficioso porque es un antioxidante que puede reducir las células cancerígenas en el cuerpo, también es bueno masticar las comidas muy bien, así la digestión tendrá menor trabajo.

Consumir té verde regularmente, ya que el té tiene un buen efecto preventivo para el cáncer oral, de pulmón, del esófago y del hígado. Se recomienda remojar el té durante 7 minutos a unos 65 grados para obtener mejores resultados.

Practique ejercicio físico diariamente, camine no menos de media hora y tome el sol de 10 a 15 minutos, y duerma de 6 a 7 horas diarias. Ya que todo esto mejora la circulación sanguínea y aumenta la energía. (Redacción: Vivir con sabiduría)

Importante: Este artículo es meramente informativo y de orientación, en cualquier caso acuda a su médico.