¿Qué mensaje encierra el mito griego de Sísifo?

 ¿Qué mensaje encierra el mito griego de Sísifo?

En la mitología griega, Sísifo era el hijo del rey Eolo de Tesalia y Enarete. Fue el fundador y primer rey de Ephyra, gloriosa ciudad de Corinto. Las historias lo describen como un gobernante astuto y egoísta que se burlaba y mataba a viajeros y huéspedes, maltrataba a mujeres y transgredía el principio de xenía, o de la hospitalidad. Otros lo describen como un hombre capaz y sabio que promulgó los Juegos Istmicos en honor a la muerte de su sobrino, Melicerte.

Según la leyenda, Sísifo fue testigo del secuestro por parte de Zeus de Egina, la hija de Asopo, en su ciudad natal de Corinto. Asopo le pidió a Sísifo que lo ayudara y este aceptó informarle quién la había secuestrado. A cambio, Asopo dio a Sísifo la ciudadela de Corinto. Como Sísifo debió dar testimonio contra Zeus, se ganó la ira de los dioses mientras obtenía riqueza y felicidad terrenal para él y su pueblo.

Cuando Sísifo murió, Zeus y el resto de los olímpicos quisieron condenarlo eternamente por el mal cometido durante su vida. Como castigo, lo enviaron al Hades, donde debía empujar una enorme roca cuesta arriba por una montaña. Justo antes de llegar a la cima, y siendo demasiado pesada para seguir empujándola, la roca volvía a rodar hacia abajo, y Sísifo tenía que comenzar de nuevo. Esto se repetía constantemente, sin pausa ni descanso.

En nuestros tiempos modernos, el mito de Sísifo se usa a menudo para describir los infructuosos esfuerzos de la humanidad para escapar de sus propias realidades y limitaciones.

Albert Camus, autor francés, introdujo en 1942 la filosofía del absurdo en su libro El Mito de Sísifo. La filosofía del absurdo se desarrolló como una rama del existencialismo, que considera la vida como nihilista e inútil, y que ve el suicidio como la única solución.

Sin embargo, Camus acuñó el concepto de absurdo. Pero rechazó el suicidio como un recurso, ya que definitivamente no ofrece ninguna solución ante una vida con problemas. Por lo tanto, sugiere que una vida absurda debe ser tomada como un reto para enfrentar. Centrándose en Sísifo, lo describió como un hombre feliz que permanecería así si aceptaba el castigo impuesto por Zeus.

Desde una perspectiva diferente, el mito no podría atribuir un significado despectivo a los esfuerzos de la humanidad por parte de los antiguos griegos, ya que contradeciría los criterios de «evaluación» para los mortales establecidos por los dioses en la otra vida.

Según la mitología, después de la muerte, el Elysium o paraíso esperaba a los mortales que habían producido virtud durante sus vidas en la Tierra.   Ellos disfrutaban de los logros y bienes que sus benefactores inmortales les impartían. Entre tanto, el Hades y el Tártaro esperaban a aquellos mortales que no habían alcanzado la grandeza durante su existencia, e incluso habían cometido crímenes malvados.

El mito no simboliza necesariamente los esfuerzos de un individuo, al reconocer su incapacidad para producir grandes cosas. Si así fuera, no habría necesidad de un más allá basado en la conducta de uno en el tiempo de la vida. En consecuencia, el mito se refiere a los esfuerzos colectivos de la humanidad y a la necesidad de desarrollar, perfeccionar y comprender esos esfuerzos.

Tomado de Vision Times.com

Narración: Liliana Fonseca

Música: Eddy_Ancestor_-_After_world

Dirección y edición: Carlos Morales Galvis

¿Quiere encontrar más artículos como Qué mensaje encierra el mito griego de Sísifo? Visite nuestra sección Más Conocimiento en La Universidad del mundo, de VCSradio.net