Recomendado musical de la semana: Symphony No. 9 «From the New World» – Antonín Dvořák

Obra:                Symphony No. 9 «From the New World»   Sinfonía N.º 9 en Mi menor

Compositor:    Antonín Dvořák

Fecha de composición:  1893           

Artistas:           Orquesta Filarmónica de Berlín;

Director:          Herbert von Karajan

La música de: “Sinfonía del Nuevo Mundo” es un regalo para quienes la conocen y un maravilloso descubrimiento para quienes la escuchan por primera vez”.  Considerada la más brillante obra del compositor checo Antonín Dvořák y una de las sinfonías más importantes del repertorio universal.

Escrita en 1893, durante el periodo que el compositor checo vivió en Estados Unidos; lo cual determina el carácter de la obra.   Dvořák, plasma en esta sinfonía temas originales que incorporan ciertas características de la música indígena, que desarrolla empleando los recursos del ritmo, el contrapunto y el color orquestal propios de su época, a la vez que refleja sus impresiones en América; dando como resultado una pieza de notable riqueza musical.

En cuanto a la instrumentación; la sinfonía fue hecha para una orquesta compuesta por: Dos flautas,​ dos oboes, dos clarinetes, dos fagots, cuatro trompas en mi y do, dos trompetas en mi, dos trombones tenor y bajo, tuba, timbal, triángulos, platillos y la sección de cuerda de la orquesta.  En la versión que les presentamos; la Orquesta Filarmónica de Berlín; hace una interpretación magistral conducida por el director: Herbert Von Karajan; dando vida al cuarto movimiento de la Sinfonía del Nuevo Mundo.

Es así, como “Allegro con Focuo” (cuarto movimiento de la estructura de la sinfonía del Nuevo Mundo) reúne en un solo, las principales ideas que forman la obra; una composición que, a modo de poema sinfónico, no sigue la forma característica del movimiento final típico de una sinfonía, sea rondó o sonata.  Dvořák; recopila sus pensamientos, sus impresiones, sus sentimientos sobre una tierra nueva, mestiza, muy distinta a lo que él conocía. Un posicionamiento nacionalista que hace aflorar la diversidad Y que lejos de separar, unifica.

Por eso, para muchos esta sinfonía es americana, mientras que para otros pasa por eslava. Está compuesta en el Nuevo Mundo; pero continuamente evoca al Viejo. Mira a las formas clásicas y academicistas de Haydn y Mozart mientras utiliza el folclore amerindio y negro norteamericanos. Por tal motivo, la Novena Sinfonía de Dvorak ha pasado a ser patrimonio colectivo del mundo, ocupando de forma merecida un lugar prominente en el repertorio sinfónico de todos los tiempos.

Redacción, Claudia Franky para VCSradio.net

Puedes escuchar y descubrir más recomendados musicales haciendo click aquí.