Chopin, el Poeta del Piano

Chopin el Poeta del Piano, es uno de los compositores más destacados de todos los tiempos que con un estilo único, creó un universo de sonidos rico en emociones de todos los matices.   La grandeza de sus ideas melódicas y armónicas convirtió el piano en un instrumento de potencialidades expresivas increíbles.

Recomendado Musical de la Semana

Frédéric Chopin – Nocturno en mi bemol mayor, op. 9, no. 2

Chopin es considerado el máximo exponente del Romanticismo musical

Frédéric Chopin nació el 1º de marzo de 1810 nació en Zelazowa Wola, localidad cercana a Varsovia – Polonia.  Su padre fue profesor de idiomas y a la vez músico de diferentes instrumentos. Además, su madre era pianista. Por lo tanto, su hogar era poseedor de un ambiente rico en expresiones musicales y culturales de alto nivel.

Las primeras clases las recibió en su casa.  Su hermana Ludwika fue su primera maestra, ella le enseñó fundamentos musicales para interpretar el piano.  De ese modo, a los cuatro años inició sus estudios en el instrumento de teclado y a los ocho ya estaba dando un concierto privado en Varsovia.

La Genialidad de Chopin se hace Evidente

Dado el ambiente artístico y cultural que rodeaba a Chopin su interés por la música y la poesía crecía más y más. De su predilección eran las tertulias musicales y literarias que como el pan de cada día, nutrían con avidez el ingenio del artista.

Fue justo en uno de estos encuentros culturales, cuando al escuchar una interpretación en el piano que cautivó la atención del chiquillo, su llanto surgió con emotividad. A partir de ese momento, sus padres se dieron cuenta de la inmensa sensibilidad musical que fluía en las venas de su hijo.

Su primera obra publicada data de 1817; para tal entonces Chopin contaba con tan solo 7 años de edad y en su primera década de vida ya tenía en su haber de composiciones dos obras; una Polonesa y una Marcha militar.

A sus doce años Chopin, el Poeta del Piano ya había realizado presentaciones en los salones de varios aristócratas polacos y creado composiciones originales.  Frente a su gran capacidad musical, sus padres decidieron confiar su orientación musical por aquel entonces en manos del violinista Wojciej Zywny.

Poco tiempo después, ingresó en el Conservatorio de Varsovia, donde realizó estudios de armonía y contrapunto. Recibió también guía musical de Józef Ksawery Elsner ; director del conservatorio de Varsovia, quien se refirió a él como genio al percibir su marcado talento.

A la edad de quince años, tuvieron lugar sus primeras presentaciones públicas en dos conciertos de beneficencia que contaron con la presencia del zar de Rusia. Posteriormente, con 19 años transcurriendo el año 1929 ofreció un concierto en el «Teatro Imperial de Viena». En aquella época dicha ciudad era reconocida como la «Meca de la Música».

El Poeta del Piano sale de su natal Polonia

Aunque lejos de su nación Chopin fue muy leal a su patria

Su gran sueño era viajar a París y lo consiguió a los 21 años; allí, encontró el estilo de vida que siempre había anhelado. Sin embargo, no sabía que jamás iba a retornar a su amada patria.

No disponía de demasiados recursos económicos, sin embargo se las ingenió para viajar en 1830 y conoció Berlín, Viena, Dresde y otras ciudades en las que embebió la música de su tiempo el siglo XIX, al mismo tiempo que su producción musical creando obras memorables.

 Tiempo después se radicó en París, allí se convirtió en uno de los personajes más admirados de la élite intelectual de la capital francesa. Se dedicó a la docencia y sus presentaciones artísticas las efectuaba en salones para un público reducido. También viajó por Alemania, y otros territorios europeos.

A Frédéric Chopin le agradaba sobremanera la música popular de su país, Polonia. Por eso, se puede apreciar en algunas de sus bellas composiciones un acento nacionalista, algo que, es muy característico en los autores artísticos del Romanticismo.

El gran amor de Chopin, el Poeta del Piano fue Aurora Dupin;  una de las escritoras más destacadas y respetadas del siglo XIX y  cuyo seudónimo era George Sand. Ella era seis años mayor que él, Frédéric se enamoró perdidamente de ella y durante diez años compartieron un romance muy tempestuoso, sin embargo fue motivo de inspiración para el compositor.

Tras su separación de George Sand, Chopin se sumió en una fuerte depresión y su salud se vio seriamente afectada por una tuberculosis pulmonar. Murió el 17 de octubre de1849 en París, donde fue sepultado.  Sin embargo, de acuerdo con su deseo que estipuló en su testamento, su corazón reposa en una urna instalada en un pilar de la iglesia de la Santa Cruz en Krakowskie Przedmiscie en Varsovia- Polonia. 

Muy probablemente, el compositor polaco tenía la fuerte convicción de que “donde está tu tesoro allí está tu corazón”. Sin duda, Chopin encarna los valores del Romanticismo.  En una nota de prensa publicada el día de su fallecimiento se escribió: «Fue miembro de la familia de Varsovia por nacionalidad, polaco por corazón y ciudadano del mundo por su talento, que hoy se ha ido de la tierra».

COMPOSICIONES

La música de Chopin se caracteriza por la belleza musical poética; ritmos delicados, refinadas armonías, así como por sus dulces y originales melodías. La mayoría de sus obras son para piano; principalmente minuet, danzas y fantasías poéticas.

Chopin: Nocturnes, Op. 9: No. 2 – Seong-Jin Cho; todo un despliegue de virtuosismo, elegancia y arquitectura musical

Como fuentes de inspiración Chopin, el Poeta del Piano se valió de su misma vida y la dramática historia de su país Polonia, que se vio afectado por la guerra. Aunque lejos de su nación, el compositor fue muy leal a su patria, lo que se puede percibir en sus obras mazurcas; que evocan melodías y ritmos del folclor polaco.

Varios de sus Nocturnos; breves obras para piano inspiradas en la noche, Chopin las escribió entre 1830 y 1832 dedicadas a la pianista franco-belga Marie Moke-Pleye; una de las pianistas más admiradas de la década de 1830.

Frédéric Chopin a los 20 años de edad compuso una de las más famosas de sus obras: “Nocturno en mi bemol mayor, op. 9, No. 2”; todo un despliegue de virtuosismo, elegancia y arquitectura musical.  Dicha obra, hace que Chopin suene a ensueños musicales, delicadeza de notas unidas a sentimientos de emociones y sensaciones. (Obra que pueden apreciar en la presente entrega)

Sus composiciones publicadas incluyen 55 mazurcas, 27 estudios, 24 preludios, 21 nocturnos, 13 polonesas y 3 sonatas para piano.  Además, cabe destacar los Conciertos de juventud en mi menor opus 11 y fa menor opus 21, la Sonata para violonchelo y piano y 17 canciones.

Su producción artística influyó notablemente sobre otros compositores, como el pianista y compositor Franz Liszt , el compositor francés Claude Debussy, entre otros.

Legado del Poeta del Piano

Es evidente la elevada calidad musical de Chopin, una de las principales razones es que se caracteriza por su sencillez estilística.  Así lo solía expresar: “La simplicidad es el logro final. Después de que uno haya jugado con una cantidad grande de notas, es la simplicidad que emerge como una recompensa del arte”.

Considerado como el máximo exponente del Romanticismo musical, se sitúa como uno de los mejores poetas tonales de la música, debido a su imaginación exquisita y su fina destreza. Descubrió en el piano, el medio perfecto para plasmar su creatividad y sensibilidad artística; estableciendo un estilo y una expresividad inéditos e inconfundibles. Chopin, el Poeta del Piano llega al alma, abraza su cultura y nacionalismo y acaricia los sentimientos.

Redacción: Claudia Franky, para VCSradio.net

También te podría interesar:

Audio: Envato

foto de Portada: Envato