ONU Rechaza Debate Sobre Abusos de China Contra Uigures


5 minutos de lectura. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU votó en contra de realizar un debate sobre crímenes de lesa humanidad ocurridos en China contra uigures y otras minorías musulmanas. 


Los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU rechazaron el debate solicitado por 10 países, para examinar el informe presentado por la gestión de Michelle Bachelet en la ONU, acerca de los crímenes de lesa humanidad que está cometiendo China contra la minoría uigur y otros grupos musulmanes, en Xinjiang.

¿Qué dice el informe?

El informe presentado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y publicado en agosto pasado, afirma que las denuncias de torturas generalizadas, detención arbitraria y violaciones a los derechos religiosos y reproductivos son “creíbles”. También respaldó las acusaciones hechas por activistas y víctimas desde hace tiempo atrás, denunciando a China de tener detenidos a más de un millón de uigures y esterilizar a la fuerza a las mujeres.

Votación

La solicitud de debate fue propuesta por EEUU y apoyada por Gran Bretaña, Canadá, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Australia y Lituania.

El Consejo de la ONU compuesto de 47 miembros, votó con 19 votos en contra, 17 a favor y 11 abstenciones. La solicitud fue rechazada pues para ser aceptada requería una mayoría simple entre los votantes.

También le podría interesar:

Llama la atención que los países que votaron en contra son los comunistas Cuba, Venezuela y Bolivia. Así mismo, quienes se abstuvieron, también países comunistas, (Argentina, Brasil y México), a la final su decisión jugó a favor de China. Es posible que la posición de estos países se deba a los fuertes lazos políticos y económicos que tienen con China.

Pronunciamiento de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional calificó de “profundamente decepcionante” la decisión del Consejo de la ONU, pues con esta se “protege a los perpetradores de violaciones de derechos humanos en lugar de a las víctimas”.

“La votación de hoy protege a los autores de las violaciones de derechos humanos y no a las víctimas, con un desolador resultado que coloca al principal órgano de derechos humanos de la ONU en la ridícula posición de tener que ignorar las conclusiones de la propia oficina de derechos humanos de la ONU”, manifestó la vocera Agnès Callamard.

También Callamard recalcó que dicha decisión afecta la reputación del Consejo de Derechos Humanos, el cual demostró que para este Consejo son más importantes los intereses políticos y económicos que el sufrimiento de un grupo social.

“El silencio de los Estados miembros —o, peor aún, su actitud de bloquear el debate— ante las atrocidades cometidas por el gobierno chino es un baldón más en la reputación del Consejo de Derechos Humanos. No deben anteponerse intereses políticos y económicos a graves motivos de preocupación sobre derechos humanos, y ningún Estado debe quedar escudado del escrutinio en el Consejo de Derechos Humanos”.

Finalmente, afirma que, “El Consejo de Derechos Humanos de la ONU no ha superado hoy la prueba de defender su misión principal, que es la de proteger a las víctimas de violaciones de derechos humanos en cualquier lugar, incluidos sitios como Xinjiang.

China se defiende

Mientras tanto China se defiende acusando a la ONU de convertirse en un “matón y cómplice de Estados Unidos y Occidente”, y afirma que todo se trata de que el régimen crea centros de formación profesional en Xinjiang para combatir el extremismo.

Ante la solicitud del debate, el régimen chino lo califica de “típico ejemplo de manipulación”, que “sólo llevará a más enfrentamiento”.

Sin embargo, Amnistía internacional asegura que las denuncias contra China acerca de violación de derechos humanos contra uigures, kazajos y otras minorías musulmanas,  está ampliamente documentada desde 2017.


Artículo escrito por Beatriz Rodríguez para VCSradio.net

Fuente: Amnistía Internacional

Foto BBC mundo

Artículos similares: