22 años de una brutal persecución en China que aún continúa


9 minutos. El 20 de julio de 2021 se cumplen 22 años de persecución a la practica espiritual Falun Gong en China.


Hace veintidós años, el 20 de julio de 1999, el entonces jefe del partido comunista chino, Jiang Zemin, lanzó la brutal persecución hacia los practicantes de Falun Gong en China. Cada año, en esta fecha, practicantes en todo el mundo se reúnen para conmemorar el día y generar conciencia pública.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual que se hizo pública en China en el año 1992 compuesta de ejercicios suaves de meditación y superación moral basada en los principios de verdad, benevolencia, y tolerancia. Se estima que 100 millones de personas, casi una décima parte de la población, practicaban Falun Gong en China a fines de la década de 1990.

Muchos se curaron de enfermedades terminales y recuperaron su salud. Otros afirmaron que Falun Dafa les dio esperanza, elevó su carácter y los convirtió en mejores personas.

También le podría interesar:

 A pesar de los grandes beneficios que obtuvo el país con Falun Dafa, el partido comunista chino PCCh, un régimen totalitario, vio el rápido ascenso de la práctica y el renacimiento de los valores tradicionales chinos como una enorme amenaza contra su ideología de inculcar el odio y la lucha en su pueblo.

De este modo, el 20 de julio de 1999, el líder del partido comunista Jiang Zemin, lanzó una campaña «para acabar con Falun Dafa en China en tres meses”. Se inició una persecución brutal que continua hasta hoy. Desde entonces, millones de personas han sido detenidas y torturadas en prisiones, campos de trabajo y en otras instalaciones y un número desconocido de practicantes asesinados, según el Centro de Información de Falun Dafa.

Cada año con motivo del aniversario de la lucha contra esta persecución, los practicantes de todo el mundo se reúnen en parques o sitios públicos o frente a las embajadas o consulados chinos y realizan algunas actividades; algunos muestran los ejercicios, otros despliegan banderas denunciando los crímenes del PCCh, y otros reparten folletos, difundiendo la verdad sobre Falun Dafa y pidiendo que se detenga la persecución del PCCh.

Establecimiento de la oficina 610

El 7 de junio de 1999, cerca de un mes antes que comenzara la opresión contra Falun Gong, Jiang Zemin dio un discurso en el vigésimo Encuentro Politburó del Partido, en el cual, estableció completamente su política de opresión contra Falun Gong.

 En el aquel encuentro, ordenó a sus subalternos, establecer el tal llamado “grupo de liderazgo que se especializaría en manejar los asuntos de Falun Gong’” y fue así como el régimen chino el 10 de junio de 1999, fijó oficialmente una oficina para el “grupo de liderazgo” y fue llamada “oficina 610” por la fecha de su creación.

La “oficina 610” se convirtió en un sistema bien organizado, independiente, que se extiende desde el Gobierno Central hasta los locales gubernamentales. Es una agencia creada con el único propósito de llevar a cabo la persecución a la práctica espiritual Falun Gong. Tiene poder absoluto en cada nivel de la administración del gobierno chino y su influencia supera a la de todas las demás organizaciones políticas y judiciales de China.

 Tan escalofriante como suena, la “oficina 610” ha orquestado por todos estos años, la brutal persecución contra Falun Gong y sus practicantes, resultando en cientos de miles de casos de detención arbitraria, falsa encarcelación, difamación, tortura, abuso sexual y psicológico, desapariciones y matanzas.

Pero la “oficina 610” está aterrorizando también a toda la población china. En muchas regiones los niños de escuela son forzados a firmar declaraciones de denuncia contra Falun Gong a riesgo de expulsión; los adultos, también deben firmar tales declaraciones, de lo contrario pierden sus empleos o pensiones.

La policía también está amenazada a perder sus salarios o perder sus privilegios de residencia o perder sus trabajos si ellos no cumplen a cabalidad con las órdenes de la “oficina 610”. Casi todos los miembros de la sociedad china están afectados por las sanciones de este gobierno de organización terrorista oficial.

Sustracción forzada de órganos a personas vivas

Entre las prácticas utilizadas por el gobierno chino en la persecución a practicantes de Falun Gong, se encuentra la sustracción de órganos a practicantes encarcelados que son sentenciados a muerte sin un juicio justo.

También le podría interesar:

Varios testigos independientes y defensores de los derechos humanos iniciaron en el año 2006 una investigación en este sentido después de las muchas evidencias encontradas sobre la repentina abundancia de órganos para trasplantes después del año 1999 y encontraron que esos órganos habían sido extraídos a prisioneros de conciencia en buen estado de salud, principalmente practicantes de Falun Gong, los cuales posteriormente son vendidos y generan un gran beneficio económico.

 Los autores de estos crímenes son funcionarios del PCCh que actúan en colaboración con cirujanos, autoridades penitenciarias y oficiales militares, lo que convierte la sustracción de órganos a los practicantes mientras están vivos, en crímenes autorizados por el estado.

Este crimen tan atroz ya está denunciado ante muchos organismos internacionales y en el año 2007 se fundó DAFOH (Asociación de Médicos contra la Sustracción Forzada de Órganos) que investiga e informa en contra de esta práctica carente de toda ética médica.

Los practicantes mantienen su fe

 A pesar de los arrestos ilegales, la tortura brutal e incluso la sustracción de órganos, los practicantes nunca han respondido con ira o violencia, han permanecido firmes en su fe y nunca se han rendido. Siguen difundiendo pacíficamente la realidad con la esperanza de despertar a la gente sobre esta horrorosa persecución.

Su más sincero deseo es que el pueblo chino se detenga por un momento en su ajetreada vida, vea lo que realmente es Falun Dafa y deje de ponerse del lado del régimen comunista en su brutal persecución a este pacífico grupo espiritual.

Falun Dafa se practica actualmente en más de 90 países de todo el mundo, y su texto principal, “Zhuan Falun”, está traducido a 40 idiomas. En todos los países a excepción de China, es practicado libremente e incluso varios gobiernos expresan su admiración a la práctica por sus altos valores morales y condenan la persecución llevada a cabo en su país de origen.

Escrito por Margarita Restrepo

Fuente : Minghui.org  y    Faluninfo.net

Foto: FalunInfo.net


Para más artículos como 22 años de una brutal persecución en China que aún continúa, ingrese a nuestra sección de Derecho a Creer, de VCSradio.net