Sustracción forzada de órganos: la peor historia de terror en China


7 minutos. Miles de seguidores de la práctica espiritual Falun Gong y de prisioneros de conciencia en China han sido asesinados para extraer sus órganos y comercializarlos.


Las crecientes evidencias, incluyendo informes de testigos y médicos chinos, revelan que miles de seguidores de la práctica espiritual Falun Gong y de prisioneros de conciencia en China han sido asesinados para extraer sus órganos y luego venderlos, generando un enorme beneficio económico. Los autores de estos crímenes son funcionarios del gobierno chino que actúan en colaboración con cirujanos, autoridades penitenciarias y oficiales militares, lo que convierte la sustracción de órganos en un crimen autorizado por el estado.

Antecedentes

En el año 1984 el gobierno de China aprobó disposiciones que permitían la extracción de órganos de los prisioneros ejecutados. Esto permitió a China realizar trasplantes sin tener un programa público y voluntario de donación de órganos.

También le podría interesar:

Las cifras anuales de trasplantes en China aumentaron por lo menos un 300% en unos pocos años después de 1999. Como no existía una explicación racional de la repentina abundancia de estos órganos a una escala sin precedentes en la historia y de los cortos tiempos de espera de menos de 14 días para un trasplante, varios testigos independientes y una primera investigación en el año 2006, indicaron que esos órganos habían sido extraídos a prisioneros de conciencia, principalmente miembros de la práctica espiritual Falun Gong (1).

David Kilgour y David Matas investigadores internacionales han sido muy activos en las investigaciones sobre la extirpación de órganos a practicantes de Falun Gong en China desde el año 2006 y han recopilado 2.300 evidencias que se encuentran sintetizadas en un informe de 680 páginas publicado en 2016.

La principal conclusión de ellos sobre la sustracción de órganos a practicantes de Falun Gong fue que, “Sus órganos vitales, incluyendo riñones, hígados, córneas, y corazones, se extirparon a la fuerza para venderlos a precios elevados, a veces a extranjeros, quienes normalmente tienen largas esperas para las donaciones voluntarias de tales órganos en sus países de origen”. Además, revelaron que el volumen real de cirugías de trasplante anuales en China es varias veces mayor que la cifra oficial comunicada por el Gobierno.

Así mismo en el año 2007 se fundó DAFOH (por sus iniciales en inglés) Asociación de Médicos Contra la Sustracción Forzada de Órganos, una asociación independiente fundada por médicos de todo el mundo, con la finalidad de proporcionar conclusiones objetivas a la comunidad médica y a la sociedad en general sobre la sustracción forzada de órganos, ilegal y carente de toda ética. DAFOH promueve las normas éticas en la medicina y pretende acabar con esta práctica.

Venta de órganos, un negocio rentable

El mundo se rebeló por los experimentos médicos en los campos de concentración nazis, pero nunca antes había sido testigo de un gobierno que matara sistemáticamente a los detenidos para obtener órganos, monetizando los cuerpos de los prisioneros para alimentar y sostener un negocio de trasplantes rentable a nivel nacional.

La Organización Mundial de la Salud OMS afirma que la donación de órganos debe ser “gratuita y verdaderamente voluntaria”.

Respuesta mundial

En 2016, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó la Resolución 343 de la Cámara, que condena la extracción forzada de órganos de los practicantes de Falun Gong en China. En el mismo año, el Parlamento Europeo aprobó la Declaración escrita 48 que pedía el fin de la extracción forzada de órganos en China.

Este tema cobró relevancia tras la sentencia definitiva emitida en junio del año pasado por el Tribunal de China, un tribunal popular independiente con sede en Londres.

El tribunal concluyó que la matanza de detenidos en China para obtener sus órganos continuó después que las denuncias de sustracción forzada de órganos para trasplantes salieron a la luz por primera vez en 2006. El tribunal concluyó que la práctica se llevó a cabo “a una escala significativa”, siendo los practicantes de Falun Dafa, la “principal fuente” de órganos humanos.

Los gobiernos de todo el mundo, incluidos los de Israel, Taiwán, Malasia, España, Italia y Bélgica, han promulgado resoluciones o leyes para limitar o detener el tráfico internacional de órganos y el turismo de trasplantes. El Convenio del Consejo de Europa contra el tráfico de órganos ha sentado un precedente internacional para que otros países elaboren y apliquen sus propias leyes. El Reino Unido y Francia están en proceso de promulgar nuevas leyes contra el turismo de trasplantes.

Ha llegado el momento de que el mundo ponga fin al frío genocidio contra los practicantes de Falun Gong en China.  La magnitud de este crimen que dura ya más de dos décadas, exige una intervención eficaz e inmediata de la comunidad internacional.

Como dice Torsten Trey, director Ejecutivo de DAFOH:»¿Qué más debe suceder antes de que la gente intervenga para detener uno de los crímenes más atroces contra la humanidad del siglo XXI: la sustracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia?”.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual que se originó en China en el año 1992, cuyos seguidores cultivan su carácter siguiendo los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. Esta práctica creció en popularidad y para finales de la década, según estimaciones oficiales en ese momento, ya contaba con aproximadamente 100 millones de seguidores en China.

Jiang Zemin , entonces líder  del gobierno chino al sentirse amenazado por la popularidad de Falun Gong , en julio de 1999 lanzó una campaña a nivel nacional de eliminación sistemática de esta práctica. Desde entonces, inició una brutal persecución a estos practicantes que ha durado más de dos décadas y millones de personas han sido detenidas en prisiones, campos de trabajo y en otras instalaciones y cientos de miles han sido torturados mientras estaban encarcelados, enjuiciados a muerte y extraído sus órganos.

Redactado por Margarita Restrepo

Fuentes: Sustracción Forzada de Órganos en China e Implicaciones Globales

Informe elaborado por DAFOH, mayo de 2020

Foto Dafoh


Para más artículos como Sustracción forzada de órganos: la peor historia de terror en China, ingrese a nuestra sección de Derecho a Creer, de VCSradio.net