Clara Schumann, la Artista Supermujer del Siglo XIX

Clara Schumann, la Artista Supermujer del Siglo XIX – Recomendado Musical de la Semana

La pianista y compositora Clara Schumann, tuvo un profundo impacto en la historia de la música. Conocida con el título de “Reina Europea del Piano”, gracias a sus habilidades técnicas interpretativas consideradas como únicas.

Clara Schumann – Imagen tomada de Twitter

Clara Josephine Wieck, más conocida como Clara Schumann nació el 13 de septiembre de 1819, en Leipzig – Alemania en una familia musical. Su padre, era un reconocido maestro de piano y su madre una talentosa cantante.  Clara comenzó a recibir su formación musical desde temprana edad, justo desde sus 5 años de edad; ya que su padre Friedrich Wieck un famoso profesor de piano alemán, se había propuesto como objetivo convertirla en una pianista de alto nivel.  Así que, con un método ideado por el mismo que incluía lecciones diarias de piano, violín, canto, teoría, armonía, composición, contrapunto; dedicaba gran parte su tiempo supervisando el entrenamiento formal de su hija. 

Te puede interesar Canon En Re Mayor De Pachelbel, Melodía Inmortal

A los nueve años, Clara actuó por primera vez en público como pianista en la sala de conciertos Gewandhaus, de Leipzig.  Con tan solo 11 años, Clara realizó su debut profesional en un recital como solista en Leipzig. Los críticos asistentes, tuvieron más que comentarios positivos sobre su presentación artística. Debido a su arrollador éxito, realizó una gira europea en 1835, adquiriendo fama de niña prodigio.

A partir de ese momento Clara ofreció numerosos conciertos y conoció a famosos músicos como Paganini; quien quedó bastante impresionado por su gran habilidad al interpretar el piano.  Como niña prodigio, Clara Wieck Schumann se había convertido en una sensación en Europa.

A la edad de 13 años, Clara fue una de las primeras pianistas en interpretar música de memoria; antes del siglo XIX, tocar en público sin la partitura se consideraba arrogante. Sin embargo, Clara sintió que tocar de memoria y de corazón le permitía sentir la música con más fuerza. 

Imagen tomada del portal web Yourclassical

En su adolescencia realizó muchas giras presentándose ante audiencias con entradas agotadas.  Incluso, realizó una serie de recitales en Viena desde diciembre de 1837 hasta abril de 1838.  En marzo de 1838, fue nombrada “Virtuosa de cámara real e imperial», el más alto honor musical de Austria.

Se enamoró de uno de los alumnos de su padre, Robert Schumann con quien se casó en 1840; aunque su padre desaprobó su matrimonio, porque consideró que frenaría la exitosa carrera de su hija.  Continuó ofreciendo conciertos y componiendo aún después de su matrimonio, incluso después de dar a luz a ocho hijos entre 1841 y 1854; de alguna manera hizo malabares para equilibrar sus deberes familiares con su carrera musical.

Aceptó un nombramiento como profesora de piano en el “Conservatorio Hoch” de Frankfurt en 1878 y ocupó este cargo hasta 1892. Como profesora de música, contribuyó en gran medida a la mejora de la técnica pianística moderna. Tocó su último concierto público en Frankfurt en 1891.

A lo largo de su vida, Clara creó 66 piezas distribuidas en 20 obras para piano solista, 4 para orquesta y piano, 29 canciones y cadencias para conciertos de piano. Dentro de sus composiciones más destacadas: “Quatre Polonaises pour le pianoforte” (1831), “4 Pièces caractéristiques for piano” (1836), “Piano Trio in G minor” (1846), “Drei romanzen für pianoforte und violín” (1853) y Liebesfrühling (Love’s Spring), 1841.

Clara Schumann murió en Frankfurt el 20 de mayo de 1896 a la edad de 76 años, hasta entonces no dejó su actividad artística. La historia de Clara se recordó en el cine en películas como:»Träumerei» (1944),»Canción de amor» (1947) y «Frühlingssinfonie – Spring Symphony» (1983).

Imagen tomada del portal web Idagio

Clara Schumann también fue esposa y madre de familia, algo que siempre compaginó con su carrera musical. Aunque durante su matrimonio con Robert Schumann su actividad profesional se vio limitada por las obligaciones familiares, cuando la enfermedad de su marido se agravó fue ella quien sacó adelante a su familia gracias a su labor pianística, la cual se incrementó notablemente al enviudar.

Para una mujer que vivía en la Europa de mediados del siglo XIX; lo que Clara realizaba era fuera de lo normal. Sin embargo, nunca renunció a su arte y lo vivió hasta sus últimos días, supo valientemente sobrellevar con heroísmo los obstáculos que le planteaba el diario vivir para convertirse en una figura clave de la composición del Romanticismo y de la enseñanza del piano.

Redacción: Claudia Franky, para VCSradio.net

Obra:  4 Polonaises, Op. 1: No. 2. Polonaise in C Major

Artista: Susanne Grutzmann

Compositora: Clara Schumann

Fecha de composición: 1831

Puedes escuchar y descubrir más recomendados musicales haciendo click aquí.