El Partido Comunista Chino sigue los pasos del nazismo

4 minutos. A medida que pasa el tiempo, observamos que el Partido Comunista Chino sigue cada vez más cerca los pasos del nazismo alemán.

El dicho de que los extremos terminan pareciéndose, es muy cierto. Si miramos con cuidado la evolución de la política, tanto interna como global, que ha desarrollado el partido Comunista Chino (PCCh), se ve que cada día se acerca más a lo que en su momento, fue el Partido Nazi en Alemania.

Pero esta semejanza existe desde sus inicios, ya que los estados totalitarios suelen recurrir a las mismas fórmulas para perpetuarse en el poder.

Entonces, revisemos un poco algunas de estas semejanzas desde los orígenes.

El totalitarismo, es esencial para mantener a la sociedad bajo control. Por lo tanto, la cultura, las comunicaciones, la educación, desde un comienzo, se pusieron bajo el control del estado en ambos regímenes.

De lo anterior se desprende la imposición del partido único: el Partido Nazi en Alemania y el PCCh en China. Ambos partidos se encuentran bajo el control de un líder único: en Alemania dirigió Adolfo Hitler, y en China, aunque ha sido relevado cada cierto tiempo, dirige el pensamiento de Mao. Mao Zedong se convirtió en su momento en el líder permanente y, actualmente, Xi Jinping está en camino de perpetuarse en el poder.

Así mismo, en ambos casos se instauró un régimen de terror, que no permitía disidencias ni oposición. Todo aquel que pensara diferente o se considerara peligroso para el Partido era perseguido y, finalmente, ejecutado.

Igualmente, los campos de concentración, son asumidos por ambos gobiernos. La diferencia es que en la Alemania nazi eran para exterminio sistemático, mientras que en China el asesinato en estos campos ha sido más bien selectivo. Además, cumplen la función de adoctrinamiento y lavado de cerebro, y nunca han dejado de funcionar.

Finalmente, la maquinaria de propaganda, enfocada en exaltar las supuestas bondades del respectivo Partido ha sido una constante desde un comienzo. Así como el partido nazi utilizó la bandera y la esvástica para entrar en la memoria del pueblo, el PCCh tiene su bandera roja, su libro rojo de Mao y la retórica del odio a los terratenientes, anticomunistas y capitalistas como herramientas efectivas de propaganda.

Pero como la historia no se puede detener, a medida que el PCCh se expande, comienzan a aparecer otras similitudes inquietantes.

También le puede interesar:

Aunque en China no se habla de la pureza de la raza, el hecho de querer asimilar a los pueblos tibetanos y Uigur destruyendo sus culturas, muestra un signo de supremacía sobre otras etnias.

El afán de obtener el dominio de la economía mundial es un rasgo que para China se ha convertido en primordial, como fue en su época para el poderío alemán. Para lograrlo, el PCCh no duda en convertir a China en un país netamente capitalista, sin abandonar la tiranía del comunismo en lo político.

Pero el capitalismo chino se parece más al llamado capitalismo salvaje de finales del siglo XIX, en el que se explota la mano de obra para competir ventajosamente en el exterior.

Como remate de esta cadena, vemos al nacionalismo que busca prevalecer sobre los demás pueblos. Este sentimiento, de amor por la patria que todos los países comparten, en estos dos regímenes se lleva a un extremo delirante. Enseñan a ver con desconfianza a quien muestre debilidad o no haga lo suficiente por llevar a su país a la cima.

Como una prueba de esto, está lo sucedido en los Juegos Olímpicos de Tokio donde los atletas  chinos que obtuvieron medallas de plata o bronce, fueron señalados de poco patriotas, e incluso ellos mismos se sintieron avergonzados.

La mayoría de los gobiernos libres prefieren ignorar esto, e incluso buscan alianzas con el nuevo gigante, creyendo que obtendrán beneficios. Pero deberían recortar que la Alemania nazi y sus aliados terminaron mal. Recordemos que quien olvida la historia, está condenado a repetirla.

Editorial VCSradio.net

Foto wikimedia commons

Para más artículos de opinión como El Partido Comunista Chino sigue los pasos del nazismo, ingrese a nuestra sección En Perspectiva, de VCSradio.net