El Método Socrático Ahora Más Vigente que Nunca


5 minutos. El método socrático ahora es más vigente que nunca.


El método socrático es la búsqueda genuina y activa del verdadero conocimiento. Conduce a la persona a pensar e investigar por sí misma para abordar los dilemas de forma diferente.

Este método fue descrito por Platón, discípulo de Sócrates, en su obra ‘Los diálogos Socráticos’. Sócrates impulsó este despertar intelectual como una reacción al sofismo que imperaba en ese tiempo. Su frase “Una vida sin examinar, no vale la pena vivirla”, ilustra claramente su filosofía.

También te podría interesar:

La verdad o conocimiento al que se quiere llegar con el método socrático es al que se refería Sócrates cuando enseñaba que el conocimiento íntegro está inscrito innatamente en el espíritu de cada humano, de modo que para acceder a la verdad se necesita hacer introspección o sea observar hacia el interior de uno mismo. De ahí su frase famosa de ‘Conócete a ti mismo’.

El método socrático utiliza la metodología de la Dialéctica, o procedimiento que usa el diálogo para unir dos discursos en apariencia contradictorios, para llegar a descubrir una verdad superior.

Este procedimiento debe cumplir tres pasos: la Exhortación, la Refutación y la Mayéutica.

Ahora veamos cómo se aplican estos pasos en los diálogos.

En el método socrático hay un participante que lidera el diálogo y el otro se deja guiar a analizar ciertas hipótesis para su aceptación o rechazo.

En el primer paso, la exhortación, el líder incluye cuestionamientos, interrogantes y reflexiones, lleva al interrogado a preguntarse si las cosas son verdaderas o falsas, si hay más alternativas, a considerar diferentes puntos de vista o posibilidades. Esto conduce a la persona a reconocer su propia ignorancia… Como dijo Sócrates: ´’Sólo sé que nada sé’. Aquí aparece el deseo por conocer la verdad (sofía).

Para Sócrates el camino para encontrar la verdad y producir un verdadero aprendizaje radica necesariamente en la pregunta.

Luego, en el segundo paso, la Refutación, el interrogatorio pone a prueba la solidez de sus ideas para filtrar los componentes erróneos o sea realiza una purga de ideas. Aparece la voluntad necesaria para la superación, derribar prejuicios, purgar fantasías, superstición y acceder a pensamientos más claros y puros.

Sócrates afirmaba: “…renegar de la propia capacidad de transformación al grito de: ‘yo pienso así y así pensaré’, ‘yo actúo así y así actuaré’, ‘yo soy así y así seré’, es equivalente a estar muerto en vida”.

El tercer paso, es la mayéutica, que significa literalmente ‘técnica para asistir el parto’. Aquí se refiere a acompañar al interlocutor para que él mismo pueda ‘dar a luz’ la verdad; del propio espíritu de la persona brotan las ideas.

El objetivo de la mayéutica es permitirnos descubrir lo que somos, lo que sabemos, lo que no somos, etc.

Antiguo, pero hoy más vigente que nunca

El método socrático se puede aplicar hoy en diferentes ámbitos, con resultados excepcionales.

En la educación el método socrático exige al profesor que, a través de diálogos, interrogatorios, y orientaciones, desarrolle en sus alumnos una forma de pensar crítica, pide no inculcar en la mente de los alumnos sus propias ideas sino guiarlos a que descubran la verdad en su interior, actuar como mentor y guía, no como instructor.

La educación absolutista y sin crítica, hace que la mente se vaya haciendo más y más estrecha, lo cual lleva al individuo a caer en ideologías destructivas, fanatismos y emocionalidades sin control. El método Socrático es el mejor antídoto contra la estrechez mental.

En la psicoterapia este método es extraordinariamente importante. Ayuda a movilizar los recursos propios del paciente para lograr la mejoría.

En la terapia conductivo conductual, el paciente expone una idea que le genera sufrimiento, una creencia desadaptativa, una obsesión, pensamientos catastróficos, etc. El terapeuta introducirá preguntas que lleven al paciente a darse cuenta de la realidad y a observar que existen diferentes interpretaciones y visiones de la realidad

A nivel social y empresarial, el método socrático es aplicable al analizar en grupos temas específicos en forma racional, hasta sacar conclusiones concertadas y realistas, sin emociones, fanatismos ni extremos, basadas en la realidad y la ética.

El método socrático garantiza la firmeza y constancia del raciocinio, enseña a poner en tela de juicio las propias hipótesis y creencias. Con el tiempo, se hará natural ser introspectivo, entender los varios puntos de vista sin perder el propio. Es así que, ya no es necesario discutir porque se comprende a los demás, no se juzga, sino que todo se ve desde la lógica.

Para aplicar el método socrático no se requieren conocimientos profundos de filosofía, ni el dominio de la técnica; solo se necesitan interlocutores con sentido común, una disposición para aceptar los propios errores y el deseo de crecer.

Sócrates fue condenado a muerte por dejarnos esta enseñanza; qué bueno sería que todos hiciéramos uso de ella para mejorarnos desde adentro y contribuir a nuestra sociedad.

Artículo VCSradio.net

Fuentes: https://www.youtube.com/watch?v=7_Fk6R4fjS0&t=2013s

Revista española de pedagogía

Imágen de portada: Wikimedia Commons


Puedes leer más artículos de Cultivando el Espíritu, como «El método socrático, ahora más vigente que nunca», haciendo Click aquí