El espectro del comunismo se apropia de los medios de comunicación


A continuación, traemos un resumen sobre el Capítulo 13 del libro “Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo”, traducido y publicado por el periódico La Gran Época.

Resumen Capítulo 13 ‘Apropiación de los medios de comunicación’.

La influencia de los medios de comunicación en la sociedad moderna es enorme y crece diariamente. Permea comunidades de todos los tamaños, tanto locales como globales. Los medios masivos de comunicación evolucionaron de periódicos y revistas a radio, cine y televisión. Con el auge de las redes sociales y el contenido generado por los usuarios, Internet amplió enormemente la velocidad y el alcance de la comunicación audiovisual.

La gente confía en los medios de comunicación para obtener las últimas noticias y análisis. En un océano de información, la prensa tiene influencia sobre qué información ve la gente y cómo la interpreta. La prensa está en una posición de poder para influenciar las primeras impresiones de la gente sobre un tema particular, y así tiene poderes considerables para acondicionar psicológicamente a la gente.

Si decimos que el espectro del comunismo solo había infiltrado y controlado parcialmente diversas áreas del mundo en el siglo pasado, actualmente el espectro ya rige nuestro mundo –todos los aspectos del mundo humano han sido corrompidos. La inmensa influencia que tienen los medios de comunicación sobre la humanidad ha sido utilizada efectivamente para lavar el cerebro, engañar y corromper la moral humana, causando que la gente inconscientemente se desvíe de la tradición.

En países occidentales, muchos medios de comunicación progresistas o liberales, se han convertido en herramientas para ocultar la verdad y engañar a la gente. Muchos han abandonado la ética profesional básica y en cambio recurren a todo tipo de ataques, abusos y difamaciones sin escrúpulos, sin importarles el impacto a la reputación o a la sociedad.

El espectro ha tenido éxito porque se ha aprovechado de las deficiencias humanas: la búsqueda de fama y ganancias, la ignorancia, la pereza, el egoísmo, la simpatía incorrecta, la competencia, etc. Algunos periodistas con aires de superioridad se rebelan contra las tradiciones bajo la fachada de saber la verdad. Algunos se adaptan al ya corrupto “a pedido del público” para tener más audiencia. Algunos se amoldan a los estándares bajos para impulsar sus carreras. Algunos inventan noticias falsas por envidia y hostilidad. Algunos creen en las noticias falsas debido a su ignorancia y pereza. Algunos se aprovechan de la bondad y la simpatía de otros que buscan la justicia social y así inclinan toda la sociedad hacia la izquierda, y recurren a tácticas inescrupulosas para lograr sus objetivos políticos y económicos.

La misión de los medios de comunicación es noble. Deben ser el apoyo mediante el cual la gente obtiene su información sobre los eventos públicos, y también son una fuerza importante para mantener un desarrollo sano de la sociedad. La objetividad e imparcialidad son los requisitos éticos básicos de los medios de comunicación y son la llave de la confianza que la gente tiene en ellos. Reclamar la misión de la prensa y restablecer la gloria del periodismo, es la noble responsabilidad de las personas que trabajan en este campo.

Restaurar la misión de los medios de comunicación significa que la prensa debe buscar la verdad. La cobertura periodística sobre la verdad debe ser completa y tener a la honestidad como punto de partida. Al informar sobre cierto fenómeno social, muchos medios de comunicación presentan realidades parciales que suelen ser engañosas y pueden hacer más daño que las mentiras descaradas.

Parte de la misión de la prensa es promover la compasión. La compasión de la prensa no es un abuso de simpatía ni la corrección política. Su objetivo debe ser el bienestar duradero de la humanidad. La solución para la humanidad es no obtener beneficios económicos de corto plazo, no caer en la utopía inventada por los comunistas, sino seguir el camino tradicional establecido por los dioses, elevar sus estándares morales y regresar a su lugar original, el verdadero y maravilloso origen de la vida misma.

La prensa es buena si puede ayudar a la sociedad a valorar y defender la moral, ya que tanto el bien como el mal están presentes en la sociedad humana. La responsabilidad de los medios de comunicación es difundir la verdad, ensalzar la virtud y exponer y restringir al mal.

Al regresar a su misión, la prensa debe prestar más atención a los grandes eventos que afectan el futuro de la humanidad. El último siglo fue testigo de una gran confrontación entre el mundo libre y el bloque comunista. Aunque pareció ser una confrontación ideológica, de hecho, fue una lucha a muerte entre lo recto y lo perverso, ya que el comunismo está arruinando la moral que mantiene en pie las civilizaciones de la humanidad. Sin embargo, después del colapso de los regímenes comunistas en Europa del Este, su espectro permanece, aún no derrotado.

En China, un país de antigua cultura, desde 1999 el Partido Comunista persigue a la disciplina espiritual Falun Dafa, la cual se basa en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Esta persecución ha afectado a millones de personas en todo el amplio territorio del país más poblado del mundo; ya han pasado casi dos décadas y se está llevando a cabo con un grado de brutalidad difícil de igualar. Es la mayor persecución a una fe en la historia contemporánea.

La persecución a Falun Dafa es una persecución contra los valores más importantes de la civilización humana y un monstruoso ataque a la libertad de creencia. Sin embargo, su cobertura en los medios de comunicación occidentales ha sido desproporcionadamente débil en relación a la magnitud y la gravedad de los hechos que están aconteciendo. La mayoría de los grandes medios de comunicación han sido influenciados por la presión política del Partido Comunista Chino, se han autocensurado y han permanecido en silencio sobre este asunto de tal gravedad. Algunos de ellos incluso han sido cómplices al ayudar al PCCh a difundir su engaño.

Al mismo tiempo, ha surgido una tendencia que se opone al comunismo y promueve el retorno a la tradición. En China, más de 300 millones de personas han renunciado al PCCh y a sus organizaciones afiliadas a través del movimiento “Tuidang   ” (Renunciar al Partido). Sin embargo, un fenómeno tan grande, que tiene un gran significado para el futuro de China y el mundo, raramente es mencionado en la prensa occidental.

Hoy, una época en la que el mundo atraviesa grandes cambios, la verdad y los valores tradicionales son más importantes que nunca. El mundo necesita medios de comunicación que puedan distinguir lo correcto de lo incorrecto, que hagan cosas buenas y mantengan la moral pública. Trascender los intereses particulares de individuos, empresas y partidos políticos a fin de presentar el mundo real ante la gente es el deber de cada profesional del periodismo.

Hoy, al enfrentar la decadencia moral en la profesión periodística, es imperativo que los lectores y espectadores distingan conscientemente entre lo correcto y lo incorrecto, y analicen racionalmente la información producida por los medios de comunicación. La gente debe juzgar los asuntos según la tradición moral y considerar los fenómenos sociales desde la perspectiva de los valores universales. Así, el público impulsará a los medios de comunicación a cumplir con su histórica misión. Esta también es la clave para que la humanidad mantenga a raya la influencia del espectro del comunismo y encuentre su camino hacia un futuro mejor».

Redacción: Vcsradio.net


Ver video sobre El Espectro del Comunismo Rige Nuestro Mundo

También le puede interesar Nueve comentarios sobre el Partido Comunista chino”.

Música Reno B. Paddy Lament Version Chant