Reclaman a la ONU investigación sobre genocidio uigur en China


7 minutos. La Alianza Interparlamentaria sobre China, IPAC, pide a la ONU, investigar sobre el genocidio y crímenes de lesa humanidad que suceden en la región autónoma uigur de Xinjiang en China.


La Alianza Interparlamentaria sobre China, IPAC (por sus siglas en inglés), es un grupo de más de 60 parlamentarios de 18 países que unidos, pretenden contrarrestar la amenaza que representa China para el comercio, la seguridad y los derechos humanos en el mundo. Esta entidad pide a la Organización de Naciones Unidas ONU, que establezca una Comisión de Investigación sobre el genocidio y crímenes de lesa humanidad que suceden en la región autónoma uigur de Xinjiang en China.

La comunidad uigur es la etnia más grande de China, profesa la religión musulmana y habita desde hace siglos en la región de Xinjiang, al noroeste de China. Allí, el régimen chino alberga numerosos campos de concentración, donde estas personas son sometidas a trabajos forzosos y violaciones sistemáticas a los derechos humanos. Se les obliga a renunciar a sus identidades religiosas y étnicas y a jurar lealtad al Partido Comunista Chino. De ahí la preocupación de la IPAC y su reclamo a la ONU.

Carta dirigida a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

La IPAC envió una carta a la presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Nazhat Shameem Khan, y a los ministros de Relaciones Exteriores de ocho estados democráticos representados en el Consejo de Derechos Humanos, entre ellos Reino Unido, Países Bajos, Francia, Alemania, Japón, Dinamarca, Italia y República Checa, donde se destaca la creciente evidencia de que el gobierno chino está “cometiendo crímenes de lesa humanidad en Xinjiang y fuentes creíbles han encontrado indicios de genocidio” y critica al Consejo por no poner fin a la impunidad de los perpetradores de abusos. 

Cada vez hay más pruebas que documentan la brutal persecución del gobierno chino a los musulmanes uigures y otras minorías étnicas y religiosas en la región de Xinjiang. Al menos un millón de personas han sido detenidas arbitrariamente, y los reclusos están expuestos a abusos sexuales, torturas y adoctrinamiento político.  Desde 2015, las tasas de natalidad de los grupos minoritarios han disminuido drásticamente a raíz de las esterilizaciones forzadas, los abortos forzados y las políticas draconianas de control de la natalidad contra los grupos minoritarios. 

Los signatarios piden a la ONU que inicie una Comisión de Investigación sobre las denuncias de genocidio y señalen a los autores de tales abusos.  Entre los firmantes de la carta del IPAC se encuentra Sir Iain Duncan Smith MP ex líder del Partido Conservador del Reino Unido; quien señaló: 

“El Consejo de Derechos Humanos de la ONU se fundó para promover y proteger los derechos humanos en todo el mundo. Hoy en día, se utiliza como escondite para que los regímenes autoritarios oculten los abusos más atroces de los derechos humanos. No aceptaremos esto. Dado que la creciente evidencia indica que el genocidio y los crímenes de lesa humanidad están ocurriendo en la región de Uigur, la ONU debe actuar para establecer una investigación independiente sobre estos abusos «.

Por su parte Margarete Bause MdB miembro del parlamento alemán dijo: 

“El Consejo de Derechos Humanos debe ser el campeón y garante de los derechos humanos a nivel mundial. Sin embargo, mientras el Consejo se niegue a investigar los presuntos crímenes que tienen lugar en Xinjiang, no ha cumplido con esta misión. No se puede rechazar la creciente evidencia que documenta estos abusos. Solo una Comisión de Investigación dirigida por la ONU puede comenzar a traer esperanzas de justicia para los uigures y otras víctimas de persecución en la región ”.

Además, la representante legisladora japonesa Shiori Yamao argumentó:

“Los informes que provienen de la región de Uigur son realmente horribles. Existe una necesidad urgente de una investigación dirigida por la ONU para acceder a la región e investigar estas acusaciones. Durante demasiado tiempo, la comunidad internacional ha hecho la vista gorda ante el sufrimiento de los uigures y otros grupos minoritarios en China. Este mes, el Consejo de Derechos Humanos tiene la oportunidad de corregir esto y colocar a Xinjiang en la cima de la agenda”.

Esta solicitud de la IPAC se produce en el 47ª (cuatrigésimo séptimo) período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, realizado entre junio y julio de 2021 en Ginebra. Durante la apertura de estas sesiones, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo que esperaba acordar los términos de una visita este año a China, incluida su región de Xinjiang. Sus palabras fueron:

“Sigo discutiendo con China las modalidades de una visita, incluido un acceso significativo, a la región autónoma uigur de Xinjiang, y espero que esto pueda lograrse este año, especialmente porque siguen apareciendo reportes de graves violaciones de los derechos humanos”, dijo Bachelet.

Era la primera vez que Bachelet sugería públicamente un plazo para la visita, que su oficina lleva intentando organizar desde septiembre de 2018.

Finalmente, la IPAC insta a los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a que asuman sus responsabilidades para poner fin a los crímenes que tienen lugar en Xinjiang. Los estados democráticos deben asociarse para poner fin a la impunidad de los perpetradores de estos abusos y evitar que se produzcan más atrocidades.

Redactado por Margarita Restrepo

Fuente: Ipac.global

Imagen Envato


Para más artículos como Reclaman a la ONU investigación sobre genocidio uigur en China, ingrese a nuestra sección de Derecho a Creer, de VCSradio.net