Cómo consentir y mejorar tu piel con trucos caseros

Algunos trucos de belleza han estado presentes en las rutinas diarias de mujeres que dedican cierto tiempo para cuidar de su piel y apariencia. Muchos de estos trucos, han sido transmitidos de generación en generación y se han enseñado y vivido en la familia con excelentes resultados.

La leche, el limón, la miel y la avena son estos alimentos maravilla considerados el tesoro de muchas madres y abuelas, que comprueban sus beneficios y efectos.

Es por ello que todo conocimiento popular está fundamentado en la experiencia, convirtiéndose fuertemente en la sabiduría y en este caso, este conocimiento nos ayuda a tomar una alterativa saludable, natural y económica para cuidar nuestra piel.

Para hablar de estos trucos de belleza, conoceremos primero las propiedades que estos alimentos aportan a la piel.

La leche

Imagen de S. Hermann & F. Richter en Pixabay

Este alimento nos recuerda a la famosa Diosa Juno, quien basaba su belleza en baños de este precioso líquido, ya que contiene hidratos de carbono, grasas y proteínas que la convierten en un excelente hidratante cutáneo, su ácido láctico puede actuar como exfoliante mientras que las enzimas actúan para suavizar la piel.

Además, contiene proteínas que ayudan a la formación del colágeno, con ello se evita la aparición temprana de arrugas. Su gran cantidad de Vitamina A, ayuda a que la piel se recupere de lesiones con más rapidez y agilidad, gracias a su poder antioxidante, elimina “los radicales libres”. Sus componentes la convierten en un tónico natural que favorece a una piel más luminosa y sin rastros de resequedad.

El limón

Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay

Conocido como una de las frutas con mayores componentes antioxidantes, además de ser rico en vitamina C, mejora la salud de la piel, el cabello y las uñas. La astringencia del limón permite regular los niveles de grasa en el cutis, de esta forma ayuda a cerrar poros y evitar espinillas, blanquea las manchas oscuras de la piel producidas por la exposición al sol o los cambios hormonales.

La miel

Imagen de Pxfuel

Es antibacteriana, equilibra la producción de grasa y aclara el tono de la piel, limpia profundamente, es exfoliante, calmante, antiinflamatoria y combate el acné. También revitaliza la piel madura, previene la aparición de granitos y alivia las quemaduras del sol ya que es un regenerante natural, es ideal para tratar las cicatrices, además de hidratar y suavizar la piel dando una apariencia fresca y saludable.

La avena

Imagen de Pxfuel

Sus propiedades ayudan a absorber el exceso de grasa de la epidermis y a combatir el acné y los puntos negros. Sirve como exfoliante para eliminar las células muertas de la piel, reduce las manchas, nutre la piel y protege contra radiaciones ultravioleta. También alivia las quemaduras de sol, combate la irritación de la piel contra la dermatitis, urticaria y psoriasis.

Definitivamente estos 4 alimentos tienen lo necesario para el cuidado de tu piel, puedes obtener grandes beneficios al mezclarlos.

Aquí te presentamos algunos trucos que puedes aplicar:

Rostro suave e hidratado

Combina dos cucharadas de avena molida, una cucharada de miel y una cucharada de leche y haz una mezcla uniforme. Aplícalo sobre tu rostro durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Notarás tu rostro suave y fresco.

Para picaduras de insectos

 Realiza una mezcla de avena en polvo, miel y unas gotas de leche. Aplica sobre la herida por 20 minutos y enjuaga.

Cuida la piel

Toma un algodón y agrega unas gotas de limón. Pásalo por tu rostro masajeando en forma circular, así también estarás ayudando a proteger y nutrir du piel. Esta rutina es mejor hacerla antes de ir a dormir, si te expones al sol después de aplicarla puede que aparezcan manchas en tu piel.

Espinillas y Acné

Toma dos cucharadas de avena molida, una cucharada de miel y luego realiza una mezcla uniforme. Agrega una cucharada de leche lentamente. Ponla sobre tu piel durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia y al final lava tu cara con agua fría.

Elasticidad para tu rostro

Combina la leche con miel y aplica en tu rostro teniendo cuidado de no hacerlo alrededor de los ojos, dejar secar durante 15 minutos y enjuagar con gua fría.

Esperamos que este artículo te motive a utilizar algunos de estos valiosos secretos del pasado y goces de sus maravillosos beneficios en tu presente.

Redacción, Adriana Contreras para VCSradio.net