La enseñanza verdadera

5 minutos. La enseñanza verdadera es un ameno cuento que nos nos muestra cómo la verdad es solo una. Solo debemos estar preparados para entenderla . A continuación, lo puedes escuchar o leer

La enseñanza verdadera

En cierto pueblo en la India, vivía un joven que había decidido seguir la vía de la evolución interior. Después de indagar entre sus conocidos, decidió dirigirse a la montaña cercana, donde habitaba un sabio maestro espiritual. Una vez en su presencia, respetuosamente le manifestó su anhelo y le preguntó:

-Guruji, ¿qué instrucción debo seguir para hallar la verdad, para alcanzar la más alta sabiduría?

El maestro le dijo:

-He aquí, jovencito, todo lo que yo puedo decirte: debes abandonar todo aquello que no eres tú, tus apegos. Busca tu verdadero ser y regresa a tu ser original y verdadero. Solo así podrás salir de la ilusión.

El aspirante no se sintió satisfecho. Dijo:

-¿Eso es todo? ¿No puedes decirme algo más?

-Tal es toda mi enseñanza -aseveró el maestro-. No puedo brindarte otra instrucción.

El joven se sintió muy decepcionado, pues esperaba que el maestro le hubiese facilitado un conocimiento secreto y algunas técnicas muy especiales y poderosas, incluso un misterioso mantra. Pensaba que algo tan simple no lo conduciría a ninguna verdad.

Pero como realmente era un buscador genuino, aunque todavía muy ignorante, se dirigió a otro maestro y le pidió la instrucción verdadera. El maestro le dijo:

-A su debido tiempo, ten por seguro que te la proporcionaré, pero antes debes servirme durante doce años. Deberás trabajar muy duramente en mi ashram. Tendrás que permanecer en los establos recogiendo estiércol de búfalo.

Al joven esta exigencia, le pareció justa: Una verdadera enseñanza no podía transmitirse sin pagar un precio. De esta forma, el joven trabajó en esa dura tarea durante doce años. Cuando se cumplió el tiempo pactado, su corazón se llenó de alegría, pues ya podía recibir la enseñanza mística que había ganado con su esfuerzo. Entonces, se dirigió al maestro y le dijo:

-Maestro, ya han pasado doce años y no soy tan joven como cuando vine a su ashram. El tiempo ha transcurrido. Por favor, entrégame ahora la instrucción.

El maestro sonrió. Colocó una de sus manos sobre el hombro del discípulo obediente, mientras lo miraba amorosamente. Con una sonrisa bondadosa, declaró:

-Toma buena nota. Mi enseñanza es que debes regresar a tu ser original y verdadero dejando los apegos, todo aquello que no eres tú.

Espiritualmente maduro, al punto el discípulo comprendió la enseñanza y obtuvo iluminación. Pero después de unos momentos de reflexión, reaccionó y se dirigió a su maestro:

-Estoy desconcertado, maestro, pues tú me has dado la misma enseñanza que me dio otro maestro que conocí hace doce años, antes de venir ante usted. ¿Por qué habrá sido?

El maestro, que tal vez esperaba esta pregunta, le contestó:

-Es muy sencillo, simplemente, porque la verdad no cambia en doce años, tu actitud ante ella, sí.

Reflexión: a medida que vivimos, se llega al conocimiento de la verdad existente desde el origen. Solo se necesita estar alerta para conocerla.

Cuento anónimo indio. Adaptado de Ciudadseva.com

Narración: Javier Hernández

Música de fondo: Músic & Sounds Nocopyright

¿Quiere encontrar más cuentos y narraciones como “La enseñanza verdadera”, que le dejarán siempre alguna enseñanza? Visite nuestra sección Relatos de Sabiduría en VCSradio.net