La Ruta de la Seda, Originada por un Fracaso Diplomático


7:30 minutos. La ruta de la seda abrió el camino que comunicaría Oriente con Occidente durante 1500 años.


La Ruta de la Seda, Originada por un Fracaso Diplomático

La ruta de la seda se comenzó a conformar hacia el 450 a.C., en la época del historiador griego Heródoto. Para entonces ya existía un intercambio comercial en diversas regiones desde Susa, en el actual Irán, hasta Esmirna en Turquía. Naturalmente, este comercio era intermitente, por las constantes guerras que asolaban todos estos reinos.

Más tarde, hacia el 329 a.C., con la fundación de Alejandría Escate por Alejandro Magno, en el valle de Fergana de la actual Tayikistán al este de China, de abrieron nuevas rutas de comercio, obviamente también sometidas a los azares de las guerras.

También le puede interesar:

El emperador Wu tiene un problema

Hacia finales del siglo II a.C. reinaba en China la dinastía Han. Esta importante dinastía alcanzó uno de los momentos más brillantes de la historia china, pero no por eso tuvo un desarrollo tranquilo. Entre otros problemas, se encontraba el constante asedio de las tribus nómadas llamadas xiongnu, de origen turco mongólico, las cuales ocupaban los territorios de las actuales Mongolia interior, Gansu y Sinkiang. Desde allí, incursionaban a territorio chino, creando caos e inestabilidad.

Ante esto, en el 138 a.C., el emperador Wu decidió enviar una expedición liderada por el joven oficial Zhang Qian, la cual debía buscar la alianza del pueblo yuezhi en el valle de Fergana, para expulsar a los belicosos xiongnu.

Por lo tanto, Zhang Qian partió con cien hombres, pasando por territorio enemigo para llegar a su destino. Pero, recorriendo caminos desconocidos, perdieron el rumbo y fueron apresados por guerreros xiongnu. Los sobrevivientes fueron tomados como esclavos, y Zhang Qian terminó sirviendo a una familia aristocrática, sin haber revelado nunca cuál era su verdadera misión.

Después de 11 años de esclavitud, y habiéndose casado con otra esclava, logró huir con ella y algunos de sus hombres. Fiel a su misión, decidió seguir al oeste, en busca del rey de los yueshi. Una vez llegó a las tierras de este pueblo indoeuropeo, Transmitió la propuesta de su emperador. Pero los yueshi le pidieron un tiempo para dar su respuesta.

Ese tiempo se fue dilatando, y pasó un año. Pero Zhang aprovechó para conocer los territorios cercanos, como Bactria y Sogdiana, ubicados en lo que actualmente es el norte de Afganistán y el sur de Tayikistán y Uzbekistán. Quedó sorprendido por la cantidad de productos comerciales, así como de la actividad de los múltiples pueblos que conoció.

Regreso a China

Cumplido un año de espera, el rey de yueshi le comunicó que habían decidido no aceptar la alianza. “Los xiongnu están muy cerca y China muy lejos”, les dijo. Por lo tanto, no les convenía iniciar algo que podía terminar mal para ellos.

Ante la fracasada misión diplomática, Zhang debió emprender el regreso con las manos vacías, por lo menos en cuanto a lo esperada alianza. Pero aún les faltaba otra tribulación. Decidieron tomar una ruta por el sur, bordeando el desierto de Taklamakan. Allí, nuevamente fueron sorprendidos por una tribu xiongnu, y permanecieron esclavizados otro año, hasta que lograron escapar.

Pero finalmente, después de haber partido trece años atrás, regresaron al palacio del emperador Wu, en la ciudad de Chang’an, capital del imperio. Allí Zhang relató los detalles de su travesía, informando sobre las grandes posibilidades de los treinta y seis reinos existentes al oeste de China, algunos de ellos verdaderas potencias, como Persia, Caldea y Roma.

Estos reinos no solo representaban un gran potencial para los productos chinos, especialmente la seda, sino que también podían ofrecer muchos productos útiles a China, como la uva, la zanahoria y el ajo. Pero lo que más interesó al monarca fueron los caballos llamados celestiales traídos de esas tierras, más grandes y ligeros que los caballos mongoles usados por ellos. En la guerra con los xiongnu, habrían de ser determinantes.

Finalmente, a Zhang se le concedió un rango de alto dignatario. A partir de entonces, el emperador Wu puso sus esfuerzos en abrir la que se conocería como ruta de la seda. Después de expulsar definitivamente a los xiongnu, quedó vía libre para el tránsito de un camino comercial que operaría activamente entre oriente y occidente por más de 1.500 años.

Escrito por Carlos Morales G. para VCSradio.net


Tema musical: Oriental Corto-y2mate.com – musica_tradicional_relajante_instrumental_9YFodTNygjo (1) 48000 1_01

Foto de portada: Caravana en el desierto – Sergey Pesterev – Wikimedia Commons

Si quiere encontrar más artículos como La Ruta de la Seda, Originada por un Fracaso Diplomático y muchos otros temas culturales de interés, visite nuestra sección La Universidad del mundo, de VCSradio.net