Luciano Pavarotti, El famoso Tenor del Siglo XX



Luciano Pavarotti, El famoso Tenor del Siglo XX – Recomendado Musical de la Semana

Luciano Pavarotti, el tenor que se destacó por combinar la precisión del tono y la calidad de la producción de sonido con una musicalidad natural; es recordado por su gran carisma, su simpatía en escena y su capacidad para hacer que la audiencia, aprendiera de memoria algunas de las arias que cantaba en sus recitales.

Luciano Pavarotti nació en Módena – Italia, el 12 de octubre de 1935.  Hijo de un panadero apasionado de la ópera. Las primeras influencias musicales de Pavarotti fueron las grabaciones de su padre con los tenores populares de la época.

A sus nueve años, comenzó a cantar con su padre en el coro de una pequeña iglesia local y tomó algunas clases de técnica vocal. Pavarotti estaba interesado inicialmente en seguir una carrera como futbolista profesional, sin embargo, motivado por su madre se formó como profesor, para luego ejercer laboralmente en una escuela primaria durante dos años.  No obstante, su interés por la música era muy fuerte por lo que tomó la decisión de dedicarse a ella.

Fue entonces, cuando Pavarotti, en 1954 comenzó a estudiar seriamente canto a la edad de 19 años con Arrigo Pola; un reconocido tenor profesional en Módena. Dos años después recibió clases de Ettore Campogalliani, un músico, pianista, compositor y pedagogo italiano.

Te puede interesar Clara Schumann, la Artista Supermujer del Siglo XIX

Durante sus años de estudio, Pavarotti tuvo trabajos de medio tiempo para su manutención, entre los que se cuentan: panadero, vendedor de seguros y profesor de gimnasia. En los primeros seis años de estudio ofreció algunos recitales, en pueblos pequeños. Sus inicios no fueron fáciles.

Su carrera como tenor la inició en el año 1961 en un teatro regional de Italia, actuando como Rodolfo en “La Bohéme”. Internacionalmente se presentó por primera vez interpretando “La Traviata”, en Yugoslavia.

Su verdadero éxito inició en el año 1963 al lado de Joan Sutherland, una soprano lírica australiana, quien descubrió su talento y quedó prendada de su simpatía, y con ella efectuaron varias interpretaciones operísticas.  Posteriormente, debutó con la Gran Ópera de Florida en Estados Unidos con una obra de Donizetti “Lucia di Lammermoor”.

Imagen tomada del Portal web ABC

Fueron muchas las giras y las interpretaciones de este reconocido cantante lírico, con un éxito arrollador. Tuvo de forma simultánea ocho discos en la lista de los 40 con más éxito de Billboard.  Cabe anotar que su nombre se inscribió en el libro “Guinness Record” al recibir una ovación de una hora y siete minutos que le tributó la Opera de Berlín en 1988, mientras el telón se alzaba 165 veces.

Vendió en vida más de cien millones de discos. Se rodeó de famosos de toda condición, políticos y aristócratas, entre los que se cuentan Lady Di, Dalai Lama, entre otros. Y además, fue nombrado embajador de la ONU, participando en varias campañas de solidaridad.

Los Tres Tenores – Imagen tomada del portal web Noroeste Madrid

Luciano Pavarotti, fue figura clave en la popularización de la ópera, obteniendo un Grammy al mejor cantante clásico (1991). Las actuaciones junto a los tenores José Carreras y Plácido Domingo, también fueron famosas y lo hicieron recorrer el mundo, estando entre sus más exitosos conciertos el presentado en Roma (1991) y el de Los Ángeles (1994) con el nombre de “Los tres tenores”.

Finalmente, decidió hacer su gira de despedida de la música en el año 2004 a la edad de 69 años, y el 13 de marzo del año 2004, dio su última actuación en “la Ópera Metropolitana” ubicada en Nueva York.  Durante esa época también participó en “Los Juegos Olímpicos de Invierno” en 2006 con una presentación magistral.

Murió por un cáncer de páncreas el 6 de septiembre del 2007. Sin embargo, sigue vivo a través de su legado: una inconfundible voz, que aún resuena con brillantez impecable en la memoria de la humanidad.

Imagen tomada del portal web El Colombiano

Su esposa afirmó en varias oportunidades: «Luciano, construyó su carrera con esfuerzo, tenía curiosidad por todo y siempre estaba estudiando. Su secreto era que nunca sentía que había llegado, que siempre le faltaba algo para llegar a su meta. Siempre decía después de cantar, que por muchos ‘bravos’ que oyera, continuaría haciéndolo mejor”.

Redacción: Claudia Franky, para VCSradio.net

Puedes escuchar y descubrir más recomendados musicales haciendo click aquí.