“Declaración Universal para detener horrendo crimen de sustracción de órganos”, expone Cumbre Mundial


Tiempo 7 min. Cinco ONGs de tres continentes lanzaron una Declaración Universal el pasado mes de septiembre durante la “Cumbre Mundial para Combatir y Prevenir la Extracción Forzada de Órganos”.


Cinco organizaciones no gubernamentales de Estados Unidos, Europa y Asia realizaron el pasado mes de septiembre la “Cumbre Mundial para Combatir y Prevenir la Extracción Forzada de Órganos”. Durante su última conferencia hicieron un llamado a toda la humanidad a unir sus esfuerzos para detener este horrendo crimen que lleva a cabo el Partido Comunista Chino (PCCh) sobre personas de grupos espirituales o con ideologías diferentes al Partido. Lanzaron la “Declaración Universal para Combatir y Prevenir la Extracción Forzada de Órganos “

¿En qué consiste la declaración Universal?

La Declaración Universal es el instrumento declarativo más solemne que decide poner fin al crimen de la extracción forzada de órganos por parte del PCCh.

La Declaración Universal se basa en los fundamentos de los derechos inalienables, que no pueden ser privados por ninguna persona o régimen; pone al descubierto los principios básicos de los valores universales más fundamentales; incluyendo la inviolabilidad de la dignidad humana y la protección de la vida, el cuerpo y la libertad del ser humano.

También te podría interesar:

También propone medidas para combatir e impedir que la extracción forzada de órganos del PCCh viole gravemente el valor de la existencia humana.

Principios de la Declaración Universal

La Declaración Universal defiende claramente las normas básicas representadas en las convenciones internacionales más importantes sobre derechos humanos de los últimos 70 años, y utiliza estas normas como principios rectores.

Estos convenios incluyen la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948); el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966); la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (1984); el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y la Dignidad del Ser Humano con respecto a las Aplicaciones de la Biología y la Medicina: Convenio sobre los Derechos Humanos y la Biomedicina (1997); y Convenio del Consejo de Europa contra el tráfico de órganos humanos (2015)

Antecedentes

 A lo largo de los años, los trabajos de investigación llevados a cabo por organizaciones internacionales, grupos de derechos humanos y gobiernos, así como los análisis de expertos, han llegado a la conclusión de que el mayor número de víctimas de la extracción forzada de órganos son los seguidores de Falun Dafa.

El «Tribunal de China» establecido en Londres en 2019 afirmó que el     asesinato de detenidos para obtener sus órganos para trasplantes continúa en China; y que las principales víctimas son los practicantes de Falun Dafa, y grupos étnicos minoritarios como los uigures encarcelados.

La extracción forzada de órganos no sólo se utiliza para llevar a cabo una «limpieza» y un genocidio de los practicantes de Falun Dafa y los uigures; también supone la obtención de un enorme beneficio económico.

Acciones a tomar

  • A nivel nacional, la Declaración Universal expone que todos los gobiernos deberían adoptar las medidas legislativas y de otro tipo necesarias para tipificar como delito la extracción forzada de órganos en su derecho interno; esto, para castigar estrictamente a los responsables de este delito, y que el poder judicial debe iniciar y garantizar la investigación y el procesamiento penal efectivos de todos y cada uno de los delitos.
  • Los sistemas administrativos de todos los gobiernos deberían prohibir la entrada a cualquier persona de la que se sepa que participa directa o indirectamente en la extracción forzada de órganos; deberían disuadir a sus propios profesionales de la medicina de formar a médicos o personal sanitario chino en la cirugía de trasplantes; y deberían instar a las revistas médicas a rechazar las publicaciones sobre la «experiencia china» en medicina de trasplantes y similares.
  • La Declaración Universal hace hincapié en la cooperación internacional para la recopilación, el análisis y el intercambio de información relevante a los órganos humanos obtenidos ilícitamente y para la investigación de los abusos relacionados con la extracción forzada de órganos.

Declaraciones importantes en la Cumbre

  • La donación de órganos siempre debe ser una donación y no debe ser coaccionada, debe respetar la elección y el bienestar de la persona”: Arthur L. Caplan

El doctor Arthur L. Caplan, un reconocido defensor de la ética en la medicina de trasplantes, actual director de la División de Ética Médica de la Facultad de Medicina de Grossman de la Universidad de Nueva York,  coincide con la Declaración Universal que hace un llamado a todos los gobiernos para que combatan e impidan la extracción forzada de órganos, “Estableciendo la criminalización de ciertos actos y facilitando la persecución penal, tanto a nivel nacional como internacional, de la extracción forzada de órganos”.

  • “La extracción forzada de órganos es un delito que consiste en extraer por la fuerza los órganos de los prisioneros de conciencia sin su consentimiento con el objetivo de realizar trasplantes o para otros fines médicos. Esto viola los valores éticos universales y los principios morales de la vida y la dignidad humana”: Thierry Valle.

El presidente de la Libertad de Conciencia CAP en Francia, Thierry Valle manifestó además que la CAP se puso en alerta, cuando el régimen comunista chino empezó a perseguir a Falun Dafa en 1999; y que desde entonces hacen seguimiento a esta persecución.

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es una disciplina espiritual que fue introducida por primera vez al público en China en el año 1992; basa su enseñanza en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Jiang Zemin, exjefe del Partido Comunista Chino, percibió la creciente popularidad de la disciplina espiritual como una amenaza para la ideología atea del PCCh; ante esto, el 20 de julio de 1999 emitió una orden para prohibir la práctica. Miles de practicantes han muerto como resultado de la persecución en los últimos 22 años.

  • Varias investigaciones e informes independientes, así como la sentencia del Tribunal de China en Londres “han demostrado más allá de toda duda razonable, que la práctica de extracción forzada de órganos a personas vivas es permitida por el gobierno y que ha ocurrido y sigue ocurriendo en China”: Dr. Torsten Trey director Ejecutivo de Dafoh.

Torsten Trey, fundador y director ejecutivo de Médicos contra la Extracción de Órganos (DAFOH, siglas en inglés), argumentó también que La Declaración Universal es una iniciativa que “Aborda la abominable práctica de extracción forzada de órganos”

  • El doctor Kentaro Inagaki presidente de la Asociación de Investigación del Turismo de Trasplantes de Japón dijo que, “Un hecho muy cruel es la sustracción de órganos a los practicantes de Falun Dafa y a los uigures, quienes son asesinados por no seguir la ideología del PCCh”.

Considera que el mundo está sufriendo el Covid 19; este se ha convertido en una pandemia debido a la naturaleza del PCCh de ocultar la verdad. A pesar de la grave situación que vive el mundo, el PCCh ha continuado su carrera hacia la hegemonía.

 Dijo Inagaki: “Esto no tiene precedentes en la historia de la humanidad. Esta atrocidad debe ser detenida lo antes posible”.

“Espero que esta Declaración Universal ayude a la comunidad Internacional para que diga ‘NO’ a esta práctica bárbara y sin precedentes de la sustracción de órganos por parte del PCCh y del horror del PCCh, que promueve el totalitarismo para erradicar esta práctica”, concluyó.

  • El doctor Lee Seungwon, presidente de la Asociación Coreana para la Ética en los Trasplantes KAEOT pide una mayor cooperación internacional para detener las atrocidades del PCCh. Dijo que el mundo ha estado prestando atención a la increíble y perversa sustracción de órganos humanos en China desde el 2006. Desafortunadamente, desde el año 2000, un número incontable de coreanos han recibido trasplantes de órganos en China, en su mayoría suministrados mediante canales ilegales.

“Es una vergüenza que Corea, una nación que practica la democracia y tiene una justicia legal, adquiera una reputación tan vergonzosa”,dijo.

“Creo que toda la determinación y todas las acciones para detener esto es una prueba de la conciencia humana. La sociedad de la salud, del derecho, los políticos y las organizaciones civiles de todo el mundo deben trabajar juntos para hacer las cosas bien”, declaró Seungwon.

  • Huang Chien-Feng secretario general de la Asociación Internacional para el Tratamiento de Órganos de Taiwán (TAICOT), como médico que trabajaba en un hospital, dijo que, a principios del 2006, se encontró con muchos pacientes que viajaban a China continental para recibir un trasplante de órgano. Una vez que volvían a Taiwán, muchos sufrían distintos problemas de salud y algunos tenían problemas mentales. Después de investigar, él y sus colegas descubrieron que cada año, más de 100 pacientes viajaban desde Taiwán a China para un trasplante; principalmente esos órganos provenían de prisioneros de conciencia, siendo la mayoría de practicantes de Falun Dafa.

“El PCCh los asesina por sus órganos. Millones de personas aún siguen en peligro” dijo el Dr. Huang.

Añadió que, la comunidad médica de Taiwán tomó acciones para educar al público sobre el delito de la sustracción de órganos. El gobierno de Taiwán también aprobó un proyecto de ley para evitar que los taiwaneses vayan a China para el trasplante de órganos; el número de viajes por ese motivo se redujo drásticamente. “Fue un avance importante”, dijo.

Finalmente, las cinco ONG iniciadoras de la Cumbre, hacen un llamamiento a todas las organizaciones y personas, basándose en su conciencia y dignidad como miembros de la familia humana, para que se adhieran a la Declaración Universal para Combatir y Prevenir la Extracción Forzada de Órganos; y se unan a nosotros en nuestro esfuerzo por acabar inmediatamente con este crimen de los trasplantes. 

La Declaración Universal se ha traducido a siete idiomas: inglés, chino, alemán, francés, japonés, coreano y español. Está disponible para su descarga en su sitio web oficial https://ud-cp-foh.info/.

ONGs que participaron en la Declaración Universal:  

DAFOH (Doctors Against Forced Organ Harvesting), de Estados Unidos

CAP (Freedom of Conscience), de Francia

TAICOT (Taiwan Association for International Care of Organ Transplants), de Taiwán

KAEOT (Korea Association for Ethical Organ Transplants), de Corea del Sur

TTRA (Transplant Tourism Research Association), de Japón.


Artículo escrito por Margarita Restrepo con información de es.minghui.org

Puedes leer más artículos de Cultivando el Espíritu, como « “Declaración Universal para detener horrendo crimen de sustracción de órganos”, expone Cumbre Mundial», haciendo Click aquí.