GUIA PARA PADRES: Fomentar la Gratitud en los Niños


6 Minutos de Lectura. GUIA PARA PADRES: Fomentar la Gratitud en los Niños, aquí te contamos porqué la Gratitud es un valor importante y clave en la crianza de un niño, siendo este valor una ayuda para su carácter, comportamiento y diferentes hábitos a través de su vida.


GUIA PARA PADRES: La gratitud, un valor que fortalece el crecimiento individual, colectivo y espiritual

La gratitud es un valor que cultiva el hábito de agradecer y valorar a otros

La gratitud tiene un efecto muy positivo en la etapa infantil. Este valor no solo ayuda a un niño a crear confianza con las demás personas, sino que también le brinda un sentido de responsabilidad hacia los compromisos y la capacidad de valorar a los otros.

Dado que la niñez es un periodo decisivo en la formación del carácter de un individuo, la gratitud puede cumplir un rol importante para la vida en sociedad, pues este valor nos ayuda a estrechar las relaciones con quienes nos rodean y a transformar esos vínculos en acciones concretas que nos ayudan a transformar la realidad.

«Bien dicen que la gratitud está relacionada con la educación y también con el estado del Alma»

Inculcar en los más pequeños el sentido de la gratitud contribuye a que reconozcan las diferentes etapas de la vida como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento personal, independientemente de la carga emocional que conlleva una situación particular, ya sea de tristeza y amargura o felicidad y plenitud.

Según el pedagogo italiano, Loris Malaguzzi, creador de la filosofía Reggio Emilia, basada en la imagen de un niño como poseedor de un fuerte potencial para el desarrollo y como sujeto de derechos, un niño participa de la construcción de su “yo” y la de otros en la interacción con su ambiente.

El autor indica que el niño aprende interaccionando con su ambiente, transformando activamente sus relaciones con el mundo de los adultos, de las cosas, de los acontecimientos y, de manera original, de sus coetáneos.

Un estudio de la Universidad estatal de California denominado “Crecer con gratitud aporta múltiples beneficios a la salud mental de los adolescentes”, demostró que las personas agradecidas son menos propensas a abusar de sustancias psicoactivas o a tener problemas en la escuela.

Según el diario La Vanguardia, la Gratitud puede hacer que los niños sean menos materialistas

Por lo tanto, un niño que pueda entender las implicaciones que tiene la gratitud consigo mismo y con los demás, tendrá la habilidad para diferenciar cuáles son las necesidades del entorno y de las personas que lo rodean, impactando de una manera consciente en las relaciones y las funciones de los mismos.

Según declaró al diario La Vanguardia el psicólogo Abel Domínguez, director de Domínguez Psicólogos, “Lo agradecidos o ingratos que puedan ser los niños, encuentra la base en su propio carácter, porque hasta la adolescencia la personalidad no cristaliza”.

Te puede interesar Guía Para Padres: La humildad, Un Valor Que Ayuda A Nuestros Hijos

El artículo del diario La Vanguardia además señala que la gratitud puede hacer que los niños sean menos materialistas, ya que, por ejemplo, cuando estos reciben un regalo, la forma de expresar su gratitud no se concentra en el regalo en sí, si no en la persona que se los ha dado.

“Construir o fortalecer las relaciones entre las personas es sostenible; comprar más y más y malgastar más y más no lo es”, indica el grupo de investigación More Than Thanks, citado por el diario español.

“No se trata solo de ser feliz por un regalo o una ayuda recibida, sino por la persona que lo proporcionó y querer devolverlo de alguna manera que lo haga sentir bien. En este sentido, es una forma de construir o fortalecer las conexiones interpersonales”, agrega el grupo.

Cómo fomentar la gratitud en los niños

No hay mejor enseñanza que con el ejemplo mismo como padres hacia los hijos

El portal web Guía Infantil resalta que, en principio, es importante tener en cuenta la edad del niño para enseñarle de manera práctica la gratitud.

Para los niños menores de 2 años, cabe mencionar que aún no comprenden en un sentido completo el significado de la gratitud, por lo que enseñarlo a dar las gracias, si bien puede crear un buen hábito, no necesariamente implica que lo entienda y lo asimile.

Sin embargo, de los dos años en adelante es oportuno comenzar a enseñar el agradecimiento a través de los actos cotidianos y hacerles saber que no debemos esperar nada a cambio.

Enseñar con el ejemplo es la mejor manera de garantizar que los hijos comprendan el significado de la gratitud, ya que los padres son el principal referente de sus hijos.

Por otro lado, también es importante que los niños aprendan a dar las gracias no solo por lo material, sino también por alguna actitud gentil que hayan tenido con ellos, como dar la mano, ceder el paso, cuando les preparen el desayuno, o cuando reciben un abrazo.

En ese mismo sentido, es importante que un niño sienta agradecimiento por los pequeños actos cotidianos, pero también consigo mismos por los pequeños actos de responsabilidad que deben cumplir, como hacer la cama, alistar la mochila o hacer los deberes.

De ese modo podemos entender cómo la gratitud se encuentra íntimamente relacionada con los actos cotidianos en los que debemos relacionarnos con el mundo, así que, si un niño puede tener una comprensión clara de ello durante su crecimiento, seguramente estaremos capacitando a un ser humano integral.

Redacción: César Múnera para VCS Radio. Net

Locución: Katia Comas

Puedes escuchar o leer más artículos de Hogar inteligente haciendo Click aquí

Artículos similares

Enseña A Tu Hijo Estos Consejos Antes De Los 6 Años

Hijos Únicos, Beneficios y Desafíos

Enseñanza En Valores, Una Guía Esencial Para La Crianza De Los Hijos

¿No Sabes Cómo Dormir A Tu Bebé? Aplica Estas Técnicas