Merlín el Mago, Entre la Historia y el Mito

7 minutos. Después de siglos de conocer sobre su existencia, Merlín el mago sigue moviéndose entre la historia y la mitología británica.

Merlín el Mago, Entre la Historia y el Mito

Uno de los personajes más populares de la mitología británica es el mago Merlín. Pero como ocurre con muchos personajes legendarios, aún nos preguntamos: ¿realmente existió?, ¿O es solamente un personaje ficticio?

La figura de Merlín, realmente fue tomando forma a través de varios siglos durante la Edad Media, y las narraciones más antiguas lo sitúan hacia el año 500, poco después de la caída del Imperio Romano, cuando Inglaterra se hallaba completamente fragmentada y muchos buscaban la unificación en un solo reino.

Historia real y leyenda

Realmente, discernir qué tanto hay de verdad o de fantasía en este personaje, es muy difícil, porque ambas se encuentran profundamente entrelazadas en su crónica. En esencia, son dos los personajes que dan vida a este mago, separados por casi un siglo de diferencia.

El primero es Myrddin, un consejero real y poeta con el don de profecía. Aparentemente este bardo participo en 573 en una batalla, después de la cual se internó en el bosque, donde enloqueció. En algunas historias, esto mismo le ocurre a Merlín.

Pero el problema con esta versión es que, considerando que su leyenda está ligada al Rey Arturo, para la época de la supuesta batalla ya tendría más de 100 años. Esto nos lleva al otro personaje, este sí contemporáneo con Arturo.

Según relata en el siglo XII Geoffrey de Monmouth, el rey Vortigern trata de construir una torre que se derrumba continuamente. Los magos consultados le aconsejan que debe sacrificar a un niño. Vortigern toma al joven Merlín, pero antes de ser sacrificado, éste le revela que bajo el sitio de la torre hay dos dragones que luchan entre sí, lo que produce el derrumbe de ella. El rey sigue el consejo del muchacho y libera a los dragones, conjurando la situación. A partir de este evento, el joven mago se convierte en consejero real.

Pero Monmouth tomó este relato de otro más antiguo, donde el consejero no se llama Merlín sino Ambrosius. Aunque la historia puede ser ficticia, Ambrosius sí fue un personaje real. Y, si nos atenemos a esta, ya podemos ubicarnos en la época del Rey Arturo.

En la abadía de Amesbury, donde fue enterrado Ambrosius existe un busto de piedra, que lo representa. Si este personaje era el verdadero mago, esta sería su única efigie existente.

Quién fue Merlín

Personaje contradictorio, fue poeta, consejero, guerrero, guía y tutor de Arturo y ante todo un poderoso hechicero con variados poderes, como la capacidad de cambiar de forma, hablar con los animales o hacerse invisible. Aunque en un principio representaba el lado oscuro de los humanos, después aparece como bienhechor y bondadoso guía espiritual.

Al final de sus días, ya muy anciano, se enamoró de una hermosa joven llamada Niviane o Nimue. Para seducirla, accedió a revelarle sus secretos y le construyó un palacio en el fondo de un lago, con lo que ella pasó a llamarse La Dama del Lago. Pero Nimue, mediante un encantamiento lo encerró en una tumba de piedra, poniendo fin a su vida.

Todo lo anterior nos muestra a Merlín como un personaje poderoso y muy sabio, pero no por eso exento de las debilidades humanas. En su momento aconsejó a Arturo que no se casara con Ginebra pues ella lo traicionaría, como en efecto ocurrió. Pero él mismo no pudo ver que también sería víctima de un amor equivocado.

Tal vez esa característica de ser supremo y débil a la vez, es la que lo mantiene vigente hasta nuestros días, inspirando aun libros y películas sobre su historia. La cual, en cierto modo, refleja la eterna lucha del hombre, entre su naturaleza primitiva y su alma que desea sublimarse.

Escrito por Carlos Morales G. Para VCSradio.net

Foto 1: Pixabay

Si quiere encontrar más artículos como Merlín el Mago, Entre la Historia y el Mito y muchos otros temas culturales de interés, visite nuestra sección La Universidad del mundo, de VCSradio.net