20º Congreso del Partido Comunista Chino: Se Afianza la Persecución Religiosa

6 minutos de lectura. Se afianza la persecución religiosa en el 20º Congreso del Partido Comunista Chino PCCh.


Del 16 al 22 de octubre pasado se celebró el 20º Congreso del Partido del régimen chino, un evento político que se celebra cada cinco años. El régimen chino requiere que se acepte la visión marxista respecto a las religiones.

Qué define el Congreso del PCCh

El congreso tiene una duración de una semana y está constituido por 2.296 delegados. Se nombra a un nuevo grupo de funcionarios chinos para constituir el Comité Central del régimen, el principal órgano con más de 200 miembros compuesto por la élite del partido comunista chino.

La tarea del 20º Congreso es la de examinar la situación nacional e internacional actual, definir la hoja de ruta para el período siguiente 2023-2028, y analizar y aprobar las normas internas del Partido.

Los miembros del Congreso trabajan en el marco del desarrollo económico, político, cultural, social y ecológico.

Libertad de Religión, un derecho humano

Aunque la libertad de religión se considera un derecho humano propio, cada vez se limita más su práctica de igualdad, libertad y universalidad.

La libertad de religión como derecho humano, incluye la obligación de proteger la dignidad humana de los creyentes.

El Informe del 2021 sobre la Libertad Religiosa en el Mundo, revela que, “… se producen violaciones de la libertad religiosa en casi un tercio de los países del mundo (en 62 de 196), muchos de ellos en las naciones más pobladas del mundo, como son China, India y Pakistán

La persecución contra los seguidores de todas las creencias y religiones que aún permanecen en China, son una de las violaciones que más reclaman al partido comunista chino PCCh muchos países y organizaciones de derechos humanos en todo el mundo.

También le podría interesar:

La cruel campaña de persecución forma parte de una política de estado y por lo tanto no podía faltar una mención directa a ella en este 20° Congreso del PCCh.

Esta mención directa en el Congreso estuvo a cargo del Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías, que es uno de los órganos oficiales de supervisión del régimen chino.

El Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías, -las tres autonomías son los tres principios de autogobierno, autosuficiencia y auto propagación- también es llamado la Iglesia de las Tres Autonomías. Fue establecida en 1954 y es estrictamente controlada por el PCCh, la cual nombra a sus líderes y pastores. 

El proyecto del PCCh es que todos los protestantes chinos se unan a esta Iglesia, pero muchos se resisten y se reúnen en iglesias domésticas.

Campaña del proceso de sinización

 Este Movimiento de las Tres Autonomías presentó un informe sobre cómo se está realizando el proceso de “sinización”, (volver chino de cualquier forma) en el cristianismo.

El informe reconoce los esfuerzos ejecutados por la Iglesia protestante de las Tres Autonomías para lograr la “sinización ” del cristianismo protestante chino y plantea las tácticas a seguir  en el futuro. Además detalla cómo ha evolucionado el concepto de “sinización” a lo largo de la historia de la República Popular China.

El informe también explica al Congreso que el nuevo concepto de «sinización» del cristianismo significa aceptar la «visión marxista de la religión». Así mismo detalla que este proceso incluye “la labor de sinización de la arquitectura de las iglesias cristianas, que en la práctica significa destruir o reducir las cruces y otros rasgos cristianos específicos y hacer que los lugares de culto se parezcan más en su aspecto externo a las salas seculares y, en algunos casos, a los templos taoístas o budistas”. 

El informe resalta cómo se interfiere en las religiones intervenidas a través de la ‘sinización’. Ésta: “significa hacer que la religión sea compatible con ‘la visión marxista de la religión’ y ‘la teoría religiosa socialista con características chinas’”.

Sin embargo, la cuestión es que, “el marxismo es una ideología atea”. Así que, se obliga a las religiones para que “acepten que su papel en China es persuadir a los creyentes de que deben apoyar al PCCh, y entiendan que ‘no debe interferir en la vida social’ y mantenerse alejada de la educación de las generaciones más jóvenes”. 

Los valores de la civilización actual se ven muy afectados por la persecución permanente a las religiones y cultos ancestrales.

El sitio web minghui.org hace referencia a la gravedad de este asunto de las persecuciones religiosas en los siguientes términos:

“Sin reverencia por lo divino, no entienden las relaciones kármicas que influyen en los resultados de la vida; es decir, el bien y el mal serán recompensados en consecuencia con más virtud que trae buena fortuna o más yeli (karma) que resulta en desgracias”.

Qué dice el embajador de EEUU

Sam Brownback, exembajador de Estados Unidos para la Libertad Religiosa internacional en una entrevista concedida al periódico internacional The Epoch Times el pasado 14 de octubre, comentó sobre el 20º congreso nacional del PCCh:

“tienes una gran convención del partido, pero no hay libertad para que la gente se presente a hablar o debatir sobre cualquier tema. Es una dictadura. [El jefe del PCCh] Xi Jinping reprime sin piedad a cualquiera que hable en contra de lo que él dice”.

“El liderazgo de Xi está volviendo al tipo de gobernanza comunista de línea dura de Mao y es particularmente dañino para el pueblo chino. Creo que realmente revela una falta de confianza en cómo ven su posición como gobierno de China”.


Artículo escrito por Margarita Restrepo

Fuentes:

https://bles.com/ultimas-noticias/

https://es.theepochtimes.com/

Revista Bitter Winter


Artículos Similares: