Régimen Chino Planea Elegir el Próximo Dalai Lama

7 minutos de lectura. En la 51° sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (UNHRC), China expresó sus intenciones de elegir al próximo Dalai Lama.


El pasado 3 de octubre en reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, China aclaró que tiene la intención de nombrar al próximo Dalai Lama o Buda viviente.

El Dalai Lama es la máxima autoridad espiritual del budismo tibetano. Es reconocido como el líder moral y político del Tíbet. Desde 1959, cuando el Partido Comunista Chino PCCh abatió este país, el Dalai Lama, Tenzin Gyatso, se vio obligado a vivir en el exilio, en la India.

Actualmente el Dalai tiene 87 años, y anunció ante sus seguidores que, a través de sus sueños premonitorios vio que vivirá hasta los 113 años o incluso hasta cumplir más años.

En 2011, con objetivo de parar la avanzada del PCCh, el Dalai anunció que cuando cumpliera 90 años de edad consultará a los demás líderes espirituales tibetanos si consideran necesaria la continuidad de la Institución del Dalai Lama, porque él cree que la reencarnación es voluntaria; no es como el PCCh cree.

Acerca de la reencarnación del próximo Dalai Lama

Zhen Dui director general del Centro de Investigación de Tibetología de China, argumentó que todo lo relacionado con la reencarnación del 14º Dalai Lama son asuntos internos del budismo tibetano chino; que debe respetar los deseos de la comunidad budista tibetana china y de la mayoría de los creyentes religiosos, y aceptar la gestión del gobierno chino. Además, anotó que, cualquiera que no esté de acuerdo con esta decisión se considera un “títere separatista”.

También le podría interesar:

El Partido Comunista Chino tiene claro que para lograr controlar la región del Tíbet debe hacerse cargo del derecho a nombrar la reencarnación del próximo líder espiritual y político, ya que esta es una figura muy importante y de gran influencia en la comunidad internacional.

Administración Central Tibetana

El Gabinete de la  Administración Central Tibetana, conocido popularmente como Gobierno tibetano en el exilio, es una organización política que administra políticamente a la mayor parte de los refugiados tibetanos en el exterior y que reclama la soberanía y ser el legítimo gobierno de la actual Región Autónoma de Tíbet, la cual se formó tras la invasión china del Tíbet en 1950.

La Administración tiene como objeto ejercer presión política para lograr independizar al Tíbet de China, preservar la cultura tibetana, fomentar condiciones de vida dignas para los refugiados tibetanos y generar consciencia mundial por las violaciones de derechos humanos en China.

Este Gabinete en exilio que tiene su sede en India, emitió un comunicado el pasado 29 de septiembre recordando que el Dalai Lama vivirá hasta los 113 años, y que el nombramiento de los seres espirituales es una práctica exclusiva del budismo tibetano, que ningún gobierno, institución política ni ninguna persona tiene derecho a interferir en esta práctica.

Afirmó también que el Partido Comunista Chino ha abusado constantemente de la autoridad para dirigir las sociedades monásticas tibetanas y el reconocimiento de las reencarnaciones únicamente por sus intereses políticos y económicos.

Es inconcebible para muchos budistas tibetanos que el PCCh, un régimen político comunista quiera entrometerse y decidir en un asunto espiritual y de creencias religiosas, sabiendo que su ideología se basa en el ateísmo del marxismo-leninismo.

Sin embargo y como recientemente lo anuncio Bitter Winter (revista sobre libertad religiosa y derechos humanos) el Dalai Lama puede informar que no reencarnara, para que el Partido Comunista Chino no interfiera en el sistema de la reencarnación y de esta manera salvar al budismo tibetano del control del PCCh.

Informe: El Tíbet, el Dalai Lama y la geopolítica de la reencarnación

Este es un informe que fue presentado el pasado 4 de octubre en una reunión patrocinada por EEUU y copatrocinada por Reino Unido, Canadá, Republica Checa y Lituania. Fue publicado por la Red Internacional del Tíbet y el Centro de Justicia del Tíbet.

Se basa en dos documentos muy importantes de política del PCCh que nunca se habían visto antes.

Expertos investigadores tibetanos que tienen contactos en China obtuvieron estos documentos que «revelan que el gobierno chino está haciendo preparativos para lo que describe como la ‘era posterior al Dalai’, un término chino que ha sido adoptado para transmitir los planes de China de capitalizar el fallecimiento del Dalai Lama y elegir un sucesor”.

Tal como lo explican los autores del informe,

“La lucha de Beijing por apropiarse y controlar asuntos en el corazón de la identidad religiosa tibetana surge del objetivo de asegurar el control total en el Tíbet y proyectar su dominio más allá de sus fronteras. Estas fuerzas políticas y religiosas prepararon el escenario para un escenario geopolítico cada vez más intenso vinculado a los elaborados planes de China para instalar un testaferro respaldado por el Partido Comunista como el próximo Dalai Lama y los posibles impactos de esto tanto en el Tíbet como fuera de la República Popular China”.

Gloria Montgomery del Centro de Justicia del Tibet dijo que,

«China ve esto como el final del juego para el Tíbet, creyendo que al imponer a su propio candidato al Dalai Lama habrán completado sus planes de ‘ sinización ‘ y estarán un paso más cerca de controlar el Tíbet y remodelar el Tíbet».

“La comunidad internacional debe adoptar urgentemente una posición firme contra el despiadado ataque de Beijing contra el derecho de los tibetanos a la libertad de religión. La autoridad tibetana sobre sus propias prácticas religiosas debe ser preservada a toda costa”.

La palabra ‘sinización’, quiere decir, hacerse chino, convertir a una persona o costumbre al estilo chino). 

Así mismo el copresidente de la Red Internacional del Tíbet, Lhadon Tethong, señaló que:

“La interferencia de China en la sucesión de Su Santidad el Dalai Lama tiene implicaciones globales de largo alcance. La cuidadosa consideración y el compromiso de los gobiernos con las recomendaciones clave de este informe no podrían ser más vitales”.

Artículo escrito por Margarita Restrepo

Fuentes: Bles.com y revista Bitter Winter

Foto: wikimedia commons


Artículos similares: