La horticultura y sus beneficios terapéuticos en adultos mayores

La horticultura y sus beneficios terapéuticos en adultos mayores es una nota de interés para el hogar que puedes escuchar o leer a continuación

Se ha evidenciado que la horticultura funciona como tratamiento para promover el bienestar físico, emocional y psíquico en adultos mayores.

Es un hecho que la horticultura beneficia enormemente a pacientes con problemas mentales, pero también se ha comprobado que ayuda personalmente y en soledad a adultos mayores que pasan sus días en casa, mejora su calidad de vida y su tiempo libre.

Es una actividad productiva que se desarrolla en entornos diversos y de la cual muchos hospitales en el mundo, utilizan como tratamiento complementario a pacientes.

¿Cuáles son estos beneficios?

Favorece la socialización

Al entrar en contacto con la naturaleza, los adultos mayores pueden sentirse motivados e inspirados para relatar experiencias y conocimientos, esto genera un espacio para compartir con las personas que se encuentren a su alrededor, ya sea adultos, jóvenes o niños.

Fortalece la salud física y sensación de bienestar

La situación de rutina y poco movimiento en casa, puede deteriorar la salud de un adulto mayor, por ello, la actividad al aire libre es una forma terapéutica de experimentar y poner en juego las sensaciones que se tiene al sentir el sol, el aire o activar el olfato con olores agradables de la naturaleza.

La exposición solar es de gran beneficio ya que ayuda a controlar los ciclos de sueño y vigilia, aportando vitamina D y la mejora del estado de ánimo.

Esta actividad también puede contribuir a reducir la presión en la sangre, promover la producción de endorfinas, disminuir el ritmo cardíaco y fortalecer el sistema inmune.

También contribuye a mejorar las funciones motoras como la flexibilidad, el equilibrio y refuerza las articulaciones.

Promueve la responsabilidad e independencia

Al crear experiencias para el adulto mayor cuando siembra y cultiva una planta, se está creando un papel que él mismo asumirá, el desarrollo y bienestar de esa planta dependerá de sus cuidados.

Esto generará un sentido de responsabilidad y logro, además de fortalecer su autoestima y autonomía.

Estimula y activa las funciones cognitivas

El envejecimiento trae consigo el deterioro de las funciones cognitivas, algunas de estas que se ven seriamente afectadas con esta etapa tienen que ver con la orientación, la atención y memoria.

Al practicar la horticultura, beneficia la capacidad de atención y puede activar los recuerdos en torno a la infancia.

Descarga tensiones y reduce el estrés

La salud emocional de un adulto es muy importante, por ello, reducir cualquier alerta de sentimientos depresivos, estrés, ansiedad, ira o frustración, un jardín puede ser el antídoto para calmar estos estados.

Redacción, Sonia Montañez para VCSradio.net

Puedes escuchar o leer más artículos de Hogar inteligente haciendo Click aquí.