Terapia del Reiki: Para Sanar el Cuerpo y el Alma

Tiempo de lectura: 5 minutos: El reiki es uno de los métodos curativos más antiguos que se conoce en la humanidad

El reiki es una terapia que se practica mediante la transmisión de energía vital con la imposición de las manos permitiendo sanar a nivel físico y mental los trastornos que causan dolencias físicas, problemas
emocionales, estrés y en general desequilibrios en el cuerpo y en la
mente.

Origen del Reiki

El reiki es uno de los métodos curativos más antiguos que se conoce en la humanidad. Esta práctica de canalizar energía tiene más de 3.000 años de antigüedad, pero nunca más se volvió a practicar solo hasta el año 1920 cuando Mikau Usui, un monje budista japonés reinicio la práctica y se considera como el primer maestro de reiki.

La terapia del reiki mantiene sus raíces en las tradiciones orientales, buscando el equilibrio entre cuerpo y mente, sanar lo físico y lo mental, acercándose a pensamientos religiosos y espirituales orientales.

Se puede considerar como una práctica espiritual basada en la materia y el espíritu que se caracteriza por la imposición de las manos con el objetivo de restablecer el equilibrio del cuerpo.

En qué consiste el Reiki

Esta técnica japonesa es considerada como un tipo de medicina alternativa dentro de las “terapias de energía“.

Se basa en la idea de que la energía fluye a través de nosotros y puede utilizarse para estimular el proceso de curación

El reiki en japonés significa ‘energía universal’ y consiste en canalizar a través de las manos una poderosa fuente de vibración, que está fuera, hacia uno mismo o hacia otra persona para curar enfermedades físicas o emocionales. Además, no es un ‘don’ especial reservado a unos pocos privilegiados, sino una técnica que la puede aprender cualquier persona.

El reiki argumenta que cuando la energía se bloquea por cualquier circunstancia, se produce una enfermedad.

La imposición de las manos en la zona afectada, donde la energía se ha quedado obstruida, sirve para disolver ese ‘nudo’ que impide que la energía fluya y así devolver el equilibrio al cuerpo.

La imposición de las manos se centra en los “ chakras”( rueda de luz) o puntos de energía en el ser humano. Estos puntos de energía tienen diferentes vibraciones y representan aspectos del cuerpo, y del espíritu.

Cada punto de energía esta conectado a un determinado órgano o área del cuerpo. Se localizan a lo largo de la columna vertebral, su función es la de recibir y trasmitir energía a las áreas afectadas del cuerpo físico,
trayendo equilibrio.

El sistema reiki desbloquea los chakras cuando los canales de energía se abren y se empiezan a sintonizar con la Energía Universal convirtiéndose en agentes sanadores.

Cómo se practica

El reiki, se utiliza para reducir el estrés y sirve para la relajación que también ayuda a la curación. Se lleva a cabo por un profesional capacitado llamado reikista mediante la imposición de las manos en el individuo.

Una sesión de reiki suele durar entre 30 y 40 minutos. El paciente se acuesta en una camilla en un ambiente tranquilo mientras el maestro de reiki posa sus manos sobre distintas zonas de su cuerpo, los puntos energéticos conectados con los chakras. Esto le permite transmitir energía reiki para poder empezar un proceso de sanación.

Algunos practicantes tocan el cuerpo, otros solo acercan las manos.

Los puntos energéticos son la coronilla, el cuello, los ojos y la frente, el pecho, el estómago, las lumbares, los hombros, las piernas, pies y tobillos.

Beneficios del reiki

Una sesión de reiki logra que mente y cuerpo estén en paz alcanzando el desarrollo personal y en general la tranquilidad de conciencia. La terapia es reconocida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como una de las prácticas que permite ayudar a sanar pacientes con diversas enfermedades.

El uso de reiki como terapia complementaria está creciendo rápidamente, siendo utilizado en muchos hospitales. En Estados Unidos y Reino Unido ya se maneja en más de 1.000 centros hospitalarios y está incluido en el Sistema Público de Salud. En Nueva York, incluso los servicios de emergencia están formados para dar reiki.

En España, ya se aplica en varios hospitales como el Gregorio Marañón o La Paz gracias a los buenos resultados que se han observado en los pacientes. «Contamos con acuerdos de colaboración con cinco hospitales de Madrid para aplicación de reiki a enfermos», asegura Curtin. La fundación que dirige cuenta con más de 300 voluntarios que imponen las manos a los enfermos para aliviar sus dolores.

En pacientes que sufren de cáncer una sesión de reiki combinada con la quimioterapia puede ayudar al organismo a conservar la fuerza y la energía necesaria para soportar el tratamiento.

Los seguidores de esta práctica afirman que practicando el reiki habitualmente, se pueden aliviar enfermedades como artritis, insomnio, reuma o migrañas. También ayuda a la recuperación de lesiones musculares, a combatir infecciones o rebajar el estrés y la ansiedad.

Esta práctica de la “imposición de manos” también ayuda a combatir la enfermedad tan común hoy en día: la depresión. El maestro Curtin explica: «Como su objetivo es equilibrar energéticamente a la persona tanto física como espiritualmente, este tipo de dolencias psíquicas desaparecen cuando la persona vuelve a su
estado de equilibrio».

«No hay cuerpos enfermos, hay almas enfermas», dice una máxima reiki. Según esta máxima los maestros mantienen que las dolencias no se dan aisladas, sino como consecuencia del desequilibrio entre alma y cuerpo.

  • Los seguidores del reiki afirman que su «práctica habitual» puede aliviar e incluso curar dolores físicos y emocionales como:
  • Ansiedad
  • Autoestima
  • Cicatrización de heridas
  • Desequilibrios emocionales
  • Dolores 
  • Duelos
  • Energía vital
  • Enfermedades
  • Inseguridad
  • Insomnio
  • Potenciar tratamientos de medicina tradicional
  • Recuperación de post operatorios
  • Sistemas inmunológicos
  • Stress
  • Tensión

Testimonios

Según el maestro de reiki Jhon Curtin presidente de la Fundación Sauce en España: «El reiki es una herramienta muy poderosa que está al alcance de cualquiera. No hace falta nada especial, todo el mundo puede hacerlo. Además, no tiene contraindicaciones porque siempre es para bien». Allí se han formado más de 6.000 alumnos en los cursos que imparte para instruirse en esta técnica.

Curtin conoció el reiki más por una necesidad que por convencimiento. Hace algunos años, sufrió una parálisis facial en un lado de la cara. Los neurólogos le dijeron que no tenía curación y que se quedaría así de por vida.

Después de probar algunas técnicas de sanación, conoció la practica del reiki y comenzó el tratamiento a través del reiki recuperando por completo y en muy poco tiempo la movilidad de la cara. Señala Curtin: «Como informático era muy escéptico ante este tipo de terapias, pero experimenté en mí los resultados.

Siempre digo que lo importante no es si te lo crees o no, lo importante es que el reiki funciona». Candela, una azafata que padece depresión y lleva años medicada sin obtener ninguna mejoría buscó a John Curtin para recibir un tratamiento, que se compone de un mínimo de tres sesiones de reiki.

Candela explica lo siguiente «Entendí que mi depresión provenía de un bloqueo emocional y las sesiones de reiki me sirvieron para liberar esa angustia contenida. Sentía como una bola en la garganta y otra en el
pecho que me impedían respirar. Poco a poco esa bola que hasta notaba físicamente se han ido disolviendo y ahora casi no tomo medicación».

Existen miles de casos de personas que se han curado o mejorado sus dolencias a través del reiki.

Quién puede practicarlo

Cualquier persona puede aprender a dar reiki, solo que primero debe realizar un sencillo curso de práctica. Hay que hacer un rito de iniciación para aprender a “abrir el canal” por el que la persona se convierte en transmisor de energía.

Hay que aprender la técnica de la imposición de las manos y luego podrá hacerlo a otra persona o a sí mismo.

Luego debe pasar un mínimo de seis meses para iniciar el siguiente nivel para aprender a sanar a distancia o o disolver situaciones pasadas.

La maestría de reiki es transmitida por el maestro directamente. Actualmente, hay aproximadamente 15.000 maestros de reiki en el mundo.

Vía internet se encuentran muchas paginas donde ofrecen cursos para practicar esta terapia de sanación bajo la imposición de las manos o reiki.

Artículo escrito por Margarita Restrepo para VCS radio

Basado en información de Scielo

Imagen: Envato

.