Estoicismo: antigua filosofía de vida para salir del caos social actual


5 min. ¿Es posible vivir diariamente con una sensación de contento, sin miedo, ni odios? Los estoicos dicen que sí.


“Para ser feliz hay que vivir en guerra con las propias pasiones y en paz con las de los demás”. Séneca.

¿Es posible vivir diariamente con una sensación de contento, sin miedo, ni odios? Los estoicos dicen que sí.

El Estoicismo es una filosofía de vida que ayuda a entender el mundo y brinda orientación para vivir de acuerdo a la naturaleza humana.

El estoicismo nació hace más de 2 mil años en la antigua Grecia, y sus mayores representantes son Séneca, Epicteto y el emperador romano Marco Aurelio, entre otros. Ellos consideraban la vida dentro de dos componentes, el metafísico que explica el funcionamiento y origen de la vida, y la ética que orienta el comportamiento en el mundo.

También te podría interesar:

Ashtanga Yoga, un camino hacia la elevación espiritual y física

Filósofos orientales que cimentaron la moral en el mundo: CONFUCIO

Según el filósofo Massimo Pigliucci, el estoicismo intenta suprimir las emociones negativas como el odio, la ira, miedo etc,. y cultivar las positivas como el amor, la gratitud, el sentido de la justicia, etc. Aleja al ser humano de lo negativo y lo acerca a lo positivo.

En otras palabras, el Estoicismo es una manera de orientarse en la vida, basada en la premisa de ‘vivir de acuerdo a la naturaleza’, a nuestra naturaleza humana. Considera que una vida plena es aquella que usa la racionalidad para mejorarse como individuo y así mismo mejorar a la sociedad.

¿Por qué el Estoicismo es tan apetecido en los tiempos actuales?

Porque a pesar de los tiempos agitados y caóticos, la naturaleza humana no ha cambiado.

Debido al vacío espiritual actual, muchas personas se preguntan: ¿Cuál es el objetivo de la existencia? ¿Qué sentido tiene la vida? y ¿Cómo puedo dejar de estar angustiado y dejar de vivir en la incertidumbre?

La filosofía estoica crea un conjunto de principios, valores, y patrones de conducta que orientan y dirigen para encontrar el norte en la vida. Ayudan a reparar el propósito de la existencia.

He aquí algunos de sus principios:

Respeto al destino (Amor Fati): El destino pone una misión en la vida. Todo lo que pasa es por una razón. Enseña a disfrutar del camino

Tener conciencia de la muerte (Memento Mori): Recordar a menudo que vamos a morir. Séneca afirmaba: “vivamos como si hubiera llegado el final de nuestras vidas”. Esto permite valorar la vida y su significado. El tiempo de vida se convierte en un tesoro.

Admitir los errores propios (Fateri errata): Aprender la autocrítica, aprender a juzgarse con honestidad. Mirar hacia dentro para ver faltas, fortalezas y encontrar como mejorar.

Eliminar alteraciones emocionales (Apatheia): sobriedad, ecuanimidad, serenidad, control de la euforia y la tristeza. «La virtud se encuentra en el punto medio entre los excesos y la carencia de emoción» Aristóteles.

Practicar la frugalidad (Infortunii viventem): practicar ocasionalmente la pobreza para luchar contra el confort, que es el enemigo.

Simpatía (Sympatheia): Empatía, reconocer que todo está conectado, sincronizarse con lo demás. Cuando el mundo sufre, todos sufren. ‘Lo que es malo para la colmena es malo para la abeja’. Marco Aurelio.

Ver las cosas desde arriba (Comprehendo Adventu): observar desde otra perspectiva más alta. Cambia la valoración de las cosas, se vuelven simples.

Ocuparse solamente de lo que está bajo nuestro control (Phroairesis): Preocuparse por aquello de lo que no se tiene el control, carece de sentido práctico.

Neutralidad moral (Neutrum moralis): Se refiere a los eventos. Nuestros actos sí son buenos o malos, pero los acontecimientos externos no tienen carga moral alguna. ‘Las cosas no son buenas o malas en sí, sino la manera en que las interpretamos. Elige no ser dañado y no sentirás daño’. Epicuro.

Buscar circulo virtuoso (Circulus virtuoso): Rodearse de gente viciosa es buscar el mal. Hay que limitar la presencia o dejar amistades perjudiciales para no caer en vicios.

Técnicas específicas para ejercitar el estoicismo

Existe una serie de ejercicios dirigidos para reforzar los objetivos individuales. Por ejemplo, si se desea ejercer la gratitud y eliminar el confort, se realizan ejercicios de privación moderada, como el ayuno, las duchas frías, etc.

Para reconocer los propios errores y aprender de las experiencias, Séneca y Marco Aurelio recomiendan llevar un diario de reflexiones.

Con el fin de aprender a ver las cosas en perspectiva, tener vivencias apremiantes y organizar luego el pensamiento para darle la mínima importancia.

Para recordar la propia mortalidad o memento mori, se puede hacer visitas a cementerios y ver obituarios.

Existen tantas técnicas estoicas como objetivos a trabajar.

Tal vez el mundo sería mejor si existieran más estoicos. Seguramente esta es la mejor opción para salir del caos actual, y aun no nos hemos dado cuenta. Porque el mundo no cambiará ni podrá ser mejor si no lo hacemos nosotros primero.

Artículo escrito por Beatriz Rodríguez para VCSradio.net

Foto: Wikimedia Commons

Fuente: AprendemosJuntos


Puedes leer más artículos de Cultivando el Espíritu, como «Estoicismo: antigua filosofía de vida para salir del caos social actual», haciendo Click aquí