Sale a la luz Testimonio Sobre Sustracción de Órganos a Personas Vivas en China


5 minutos de lectura. Testimonio de una médica que participó en la sustracción forzada de órganos en personas vivas en un hospital de Shanghái, China.


La página web Minghui.org -sitio oficial que reporta hechos de la persecución a Falun Gong en China– presentó el pasado miércoles un informe con video, acerca del testimonio de una médica que participó en la sustracción forzada de órganos en personas vivas en un hospital de Shanghai, China.

Este crimen se viene realizando por parte del mismo Partido Comunista Chino, PCCh, quien ha creado un negocio lucrativo vendiendo órganos de practicantes de Falun Gong a todo el mundo en el mercado negro. Hay un turismo de órganos de talla internacional que poca gente cree, por la brutalidad nunca antes vista.

Cuenta el video que la información la compartió un hombre llamado Lu Shuheng, quien aseguró que, en una charla familiar llevada a cabo en 2002, la cuñada de su hermano, una cirujana experimentada, llamada Zhou Qing, le describió una escena dantesca vivida por ella misma al interior de un quirófano.   

Esta charla se produjo cuando ella le propuso un negocio muy rentable: conseguir pacientes estadounidenses para hacerse trasplantes de órganos en Shanghái; órganos como riñones, córneas e hígados.

También le podría interesar:

Lu le preguntó a la médica si ella misma hacía los trasplantes, pero ella contestó que no porque eso le daba pesadillas y que le daba miedo. Estas cirugías, donde ella participó, fueron realizadas en el Hospital del Cuerpo de Policía Armada de Shanghái. Lo que contó fue los siguiente:

– Gritaban cuando las cortaban. Era extremadamente doloroso. Le pregunté por qué no les ponían anestesia. Respondió que no todas las partes del cuerpo podían anestesiarse. Lo que se estaba operando no podía ser anestesiado. Detalló que cuanto más fresco esté un órgano sin anestesia, mejor”.

Aseguró que los órganos eran de buena calidad porque eran de practicantes de Falun Gong. Añadió que los practicantes repetían «Falun Dafa Hao» (Falun Dafa es bueno), antes de gritar por el dolor.

Este era un hospital militar -porque había militares armados guardando el lugar y los y médicos eran militares. Entre 3 y 5 personas intervenían en la operación. Reveló con horror que las víctimas estaban vivas.

“Ahora que lo pienso, era una sustracción de órganos en vida. Por supuesto que era horroroso hacerlo todos los días”.

La terrible conclusión que se saca de este relato es que estas sustracciones forzadas eran realizadas a practicantes de Falun Gong y no prisioneros del corredor de la muerte, como lo asegura el PCCh. Además, las personas eran sanas, despiertas, jóvenes, y ninguna con muerte cerebral.

Casos como este han sido denunciados desde 2006 y organismos de derechos humanos han alertado sobre esta práctica criminal.

Un artículo de Minghui, del 19 de septiembre de 2021, informa que representantes políticos de EE. UU., Reino Unido, Francia, Suecia y España, participaron en el 3.er foro de la Cumbre Mundial para Combatir y Prevenir la Sustracción Forzada de Órganos, y condenaron públicamente este crimen de lesa humanidad llevado a cabo por el PCCh, especialmente sobre los practicantes de Falun Gong. Hicieron un llamado a todos los gobiernos del mundo para que aprueben leyes que detengan la extracción forzada de órganos en China, y que concienticen a la población sobre dicha situación.

Artículo escrito por Beatriz Rodríguez, con información de Minhui.org

Foto de portada: Envato


Video – Testimonio de médica sobre extracción de órganos en hospital militar de Shanghái, China, a practicantes de Falun Gong vivos.

Un testimonio que ha permanecido oculto por 4 años

Artículos similares: